Hallan muerto a hijo de reclamante de tierras en una carretera de Chocó

El cuerpo sin vida de Duberney Gómez fue encontrado en una vía de Riosucio. En 2012, su hermana también fue asesinada por estructuras neoparamilitares.

Referencia - Archivo.

En la vía que de Curvaradó conduce hacia El Cerrado, a unos metros de Llano Rico, en el municipio de Riosucio, Chocó, fue hallado el cuerpo sin vida de Duberney Gómez Echavarría, hijo de Rafael Truaquero, un reclamante de tierras. Ocurrió el 31 de mayo y, según testigos del hecho, el joven fue intimidado con armas de fuego de corto alcance para que saliera de su casa, y luego se lo llevaron en una moto. Esa fue la última vez que lo vieron.

La sucesión de los hechos inició hacia las 11:00 a.m. del miércoles en la vivienda de Rafael Truaquero, ubicada en la comunidad de La Nevera, consejo comunitario de Cetino, en Curvaradó. Hasta allí, en dos motos, llegaron cuatro hombres que se identificaron como miembros de las autodenominadas “Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC)”, que, con nombre y apellido, preguntaron por el joven hijo del propietario de la vivienda. Salió a atender el llamado, conversó un poco con los hombres, ingresó de nuevo a su casa con otra ropa, y al salir le apuntaron con el arma exigiéndole que se montara a una de las motocicletas.

Horas después, el cadáver de Duberney fue hallado en plena carretera, en donde estuvo por varias horas ya que ningún policía pudo realizar el levantamiento del cuerpo, pese a la solicitud de la familia, pues los uniformados aducían una ausencia de condiciones de seguridad por el “Plan pistola” que están llevando a cabo miembros del Clan del Golfo en diferentes regiones del país, y por el cual tampoco había presencia de autoridad alguna por el lugar.

El de Duberney no es el primer asesinato de esta semana en la región. Según la comisión de Justicia y Paz del consejo comunitario, el lunes 29 de mayo hubo un asesinato con un modus operandi similar, pero a la fecha sigue sin ser identificado el cuerpo.

Duberney tampoco es el primer hijo que pierde Rafael Truaquero por acciones de estructuras neoparamilitares. En mayo de 2012 su otra hija, Fanny Jhoana Truaquero Gómez, también fue asesinada por hombres armados, por lo que se cree que ambas muertes están relacionadas con la reclamación de predios que adelantan en territorio que circundan Curvaradó.