Publicidad
Nacional 1 Jul 2013 - 9:00 pm

El periodista asegura que no tiene aspiraciones políticas como algunas personas sugieren

“Lo que haya dicho en ese consejo de redacción lo sostengo”

Entrevista con Juan Pablo Barrientos, polémico exdirector de Teleantioquia Noticias, que renunció por “chuzadas” en su consejo de redacción.

Por: Ana Cristina Restrepo Jiménez
  • 102Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/nacional/haya-dicho-ese-consejo-de-redaccion-sostengo-articulo-431067
    http://tinyurl.com/kfwn4oq
  • 0
Juan Pablo Barrientos, exdirector de Teleantioquia Noticias./ Adolfo León Palacio, diputado de la Asamblea departamental de Antioquia.

Un gran debate ha surgido en el país por la reciente renuncia del director de Teleantioquia Noticias, Juan Pablo Barrientos.

Por medio de un comunicado de prensa, el periodista informó que la gerente del canal regional, Selene Botero, lo citó para contarle que había escuchado la grabación de uno de sus consejos de redacción, la cual llegó a sus manos a través del diputado de la Asamblea de Antioquia Adolfo León Palacio.

Este caso de interceptación de un espacio protegido por el secreto profesional, como lo es un consejo de redacción, tiene muchas aristas de índole legal, periodístico, ético y político.

Desde Nueva York, el exdirector de Teleantioquia Noticias habló con El Espectador:

¿Cómo llega usted a la dirección de Teleantioquia Noticias?

Juan Pablo Barrientos (J.P.B.): Viví siete años en Washington, fui corresponsal de RCN y La F.M. Soy periodista de formación. Regreso a Colombia, me lanzo al Concejo de Medellín, pero pierdo por muy pocos votos. Lo hice por el Partido Verde y logro tener buenas relaciones con todos sus integrantes. El 10 de diciembre de 2011, recibo una llamada de Sergio Valencia, gerente de Comunicaciones de la Gobernación, quien me manifiesta que me quieren tener en el equipo de Teleantioquia como director de Noticias.

¿Cuáles han sido los asuntos más polémicos que ha investigado Teleantioquia Noticias?

J.P.B.: Muchos, pero destaco el tema de orden público en Medellín. Muy pocos medios se metieron como lo hicimos nosotros. Digo que es tema polémico en el marco de la alianza AMA [Alianza Medellín Antioquia], pues mucha gente pensó que por ser Teleantioquia, no podíamos cuestionar la alcaldía de Aníbal Gaviria. También nos metimos con la Modernización de la Alcaldía y la cantidad de puestos burocráticos que se crearon. Sin duda, el tema de Rodrigo Mesa es el que mayor recordación tiene: insultos al Chocó, hoja de vida falsa, se fue a golpes con Julián Bedoya en la Asamblea, repartió plata en el recinto de la Asamblea, etc. Hablando de la Asamblea, todo el rifirrafe que hubo el año pasado con la mesa directiva hizo que Julián Bedoya me hiciera varios debates. Últimamente, nos metimos con una sección llamada Un año después, que no ha caído muy bien. Consiste en coger la noticia del día, pero de hace un año, y hacerle seguimiento. La cantidad de promesas rotas que hemos encontrado es impresionante. Por esta sección se recibieron muchas cartas y correos de gente incómoda, porque quedaba ridiculizada. Bellavista y cirugías estéticas han sido otros temas que me dieron mucho dolor de cabeza.

¿Por qué la Asamblea estaría interesada en espiar sus reuniones de redacción?

J.P.B.: Porque nunca el noticiero se metía con ellos [no los cuestionaba]. Lo hacía para hacerles propaganda. Nosotros hicimos un trabajo serio, de control y veeduría. Eso les chocó. Rodrigo Mesa lleva más de veinte años en la Asamblea y nadie lo conocía. ¿Qué habrá hecho o dicho en estos veinte años? No sabemos, nunca hubo control. A la Asamblea nadie la cubre. Los medios se enfocan más en el Concejo. Para mí fue prioridad, pero no para aplaudir, sino para hacer un trabajo crítico de todo lo que se hace allí.

¿Considera que este caso podría estar relacionado con su pensamiento político?

J.P.B.: Para nada. Separé por completo mi quehacer periodístico del político. De eso puede dar fe mucha gente. Nunca usé el noticiero para hacerle campaña al Partido Verde ni para autopromocionarme. Obviamente, los diputados y muchos concejales me veían como rival político por mi pasado en este mundo. Muy corto, a propósito, sólo estuve en esa campaña y nunca había estado en lo público.

Hay quienes consideran que usted se beneficiará de este escándalo, pues tendría intereses políticos para las próximas elecciones. ¿Qué les responde?

J.P.B.: Que se equivocan. No tengo aspiración política en las próximas elecciones.

¿Desde cuándo sintió que iban por su puesto?

J.P.B.: El año pasado pidieron mi cabeza varias veces, con carta firmada y todo. Desde el 2012, sabía que estaban detrás de mí, que era incómodo para ellos.

¿Qué tipo de presiones ha recibido y exactamente por parte de quién?

J.P.B.: Diputados, concejales, secretarios de gabinetes departamental y municipal. Las llamadas y cartas eran constantes, al igual que los debates que daban en torno al noticiero. Nunca me dejé presionar, por lo que los enemigos que me gané en este puesto no me los había ganado en mis treinta años de vida. Obviamente, estos son minorías, pocos personajes. No me gustaría entrar a dar nombres, ellos saben quiénes son. No quiero satanizar a los concejales o diputados (estoy seguro de que la mayoría son buenos) ni a los secretarios de los gabinetes (con la mayoría tuve buena relación).

¿Sabes algo? Creo que al personaje que más varilla le di fue a Aníbal Gaviria. Y ¿te digo? Fue quien más me respetó. Sacaban las uñas quienes estaban a su lado, pero este señor fue siempre un caballero conmigo. Eso lo quiero resaltar.

Según su carta, el gerente de comunicación del gobernador Sergio Fajardo no llegó temprano a la reunión, y por eso conversó primero con Selene Botero, ¿qué papel ha jugado Sergio Valencia?

J.P.B.: Sergio es gran amigo y apoyo. Te digo, estuve ahí por Sergio y el apoyo fue incondicional. Nunca se metió conmigo ni me dio línea editorial, ni me dictó una noticia. Respetó siempre mi independencia periodística. Cuando teníamos peleas las dábamos, pero siempre con mucho respeto. Para él, sólo palabras de agradecimiento.

¿Qué lo hace pensar que eran “chuzadas” y no un espía, alguien infiltrado en la redacción?

J.P.B.: Buena pregunta. Lo más probable es que alguien me haya grabado. Sin embargo, quiero creer que no es así. Toda la gente que estaba en el noticiero la escogí yo sin injerencia de nadie. Yo entrevisté y escogí. Todos de mi confianza. Con lo que pasó, quedé desinflado, y al ver algunos foristas de algunos artículos, creo que eran más los enemigos que tenía al interior. Y lo digo, porque he leído cosas que sólo saben lo que participan del consejo. No sé quién fue, no tengo la más mínima idea. Lo que sí sé es que no fue la primera vez, y que esto viene desde hace tiempo. No sé si ‘chuzar’ se refiere sólo a tecnología instalada o también a este tipo de actividades. Es un debate que tuve con Daniel Coronell, y concluimos en que se podían llamar ‘chuzadas’... Me tenían ‘chuzado’ el Consejo de redacción.

¿Qué responsabilidad tiene usted en esta situación?, ¿siente algún remordimiento, tal vez fue ingenuo al confiar en algunas personas?

J.P.B.: No me arrepiento de nada. Según Selene, en la grabación escuchó palabras soeces para referirme a los diputados. Le creo, debe ser así. Yo soy muy fresco para hablar. Obviamente, no me mantengo con una vulgaridad en la boca, pero el día que me grabaron llegué con el apellido en la cabeza. Recibí muchas llamadas de personajes inconformes con noticias que habían salido esa semana. De ahí mi reacción. Recuerdo haberlos tratado de ladrones y hampones, no sé qué mas dije, pero lo que haya dicho lo sostengo. Como lo decía en mi nota, en 18 meses hemos recibido treinta solicitudes de rectificación y nunca tuvimos que hacerlo, nos defendimos bien, porque la información no fue inexacta, falsa o injuriosa. Silvia Córdoba (exdirectora de Programación) me llamó en enero. Estaba preocupada porque batimos récord en solicitudes de rectificación, a lo que le respondí que eso me dejaba tranquilo, porque estábamos pisando callos y levantando ampollas. Le puse el ejemplo de Noticias UNO que sólo en 2012 recibió 45. La mayoría de estas solicitudes procedían de políticos. Salgo tranquilo y reitero que no me arrepiento de nada, porque siempre estuvo en el marco de la verdad y la legalidad.

¿Cuál ha sido el comportamiento de Teleantioquia Noticias en términos de ‘rating’ en el último año?

J.P.B.: Muy bueno, maravilloso. El comportamiento en general fue estable. Por encima de 6 es bueno y muy pocas veces bajamos de ahí. Muchas veces, le ganamos a Caracol y a RCN en Medellín, tanto en semana como en fin de semana. Eso nunca había pasado. Desde hace tres semanas recibimos la visita de Tatiana Vallejo de la Roche, quien nos confirmó que ahora el espacio más visto de Teleantioquia no es Hora 13 (históricamente lo fue), sino Teleantioquia Noticias. Así lo manifestó en el Consejo de Redacción. La gente puede interpretar esto (y tienen razón), en que no necesariamente fue porque hayamos subido muchísimo, sino por la estrategia de Caracol de salir a la 1 p.m. desde Medellín. Eso es cierto, pero Teleantioquia Noticias ha tenido un rating alto estable.

¿Cómo quedaron sus relaciones con el personal de Teleantioquia Noticias, con Selene Botero y demás integrantes del canal?

J.P.B.: El viernes 21 de junio fue mi último día. Muy tarde saqué mis cosas, nadie sabía nada y no me quería despedir. La gente comenzó a hacerse preguntas al ver mi oficina vacía. Desde la semana pasada comencé mis vacaciones, y con eso se calmaron. Salgo muy bien con todo el mundo, cero broncas y un cariño inmenso por todo el personal. Con Selene, la relación fue muy buena. No volví a hablar con ella desde la vez que me anunció lo de la grabación, sólo la llamé después para decirle que iba a denunciar esto. Me respetó y la respeté. Es una buena mujer.

¿Qué sigue ahora en su vida profesional?

J.P.B.: No sé, no he pensado. Quizá siga sólo en la Academia. No cierro ninguna puerta.

‘Queremos saber quién grabó’: Fajardo

El gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, afirmó que está muy interesado en que se sepa la identidad de la persona que grabó el consejo de redacción en el cual Juan Pablo Barrientos, director de Teleantioquia en ese momento, hizo fuertes críticas a la Asamblea de ese departamento. 

Según le dijo Fajardo a RCN Radio, “alguien del equipo pudo haber hecho el ilícito, la grabación es ilegal, la administración quiere saber quién fue la persona que grabó el consejo de redacción. Nosotros hemos sido prudentes con lo que pasó, lo hemos manejado con la mayor discreción posible, pero (...) tenemos que proceder a la Fiscalía”. Agregó que no se descartan sanciones fuertes para la persona que haya hecho las grabaciones

Fajardo, quien nombró a Juan Pablo Barrientos como director de Teleantioquia, señaló  que lamentaba la salida del canal del periodista por cuyo trabajo, aseguró, siempre tuvo mucho respeto.

‘Se entregó una codiciada cabeza’

Algunos periodistas han empezado ya a sentar su voz de protesta por la grabación que le hicieron a Juan Pablo Barrientos. “Los políticos celebran la salida del director incómodo mientras niegan la existencia de la grabación, la administración de Antioquia entregó una codiciada cabeza a la Asamblea cuyos votos necesita y el reportero se quedó sin trabajo”, reclamó Daniel Coronell en su columna de la revista Semana.

 

“El manejo antiético del caso y la salida del director de noticias representan un retroceso incalculable en los objetivos de transparencia que el mismo gobernador ha trazado para un departamento que enfrenta grandes desafíos”, dijo Natalia Springer en el diario El Tiempo.

  • 11
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Millonarios recibe a César Vallejo de Perú por la Copa Sudamericana
  • Emma Stone debutará en Broadway
  • Autorizan cierre en los túneles Bijagual y Buenavista

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • Murió el actor Robin Williams
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio