ICBF pide revisar fallo judicial que reintegra una menor a padres que la maltrataban

Un juez ordenó a una niña de 11 años, que en 2014 escapó de su casa y llegó al ICBF, que regrese a su casa, al afirmar que ya están capacitados para recibir a la pequeña en su casa. La entidad afirma que los padres no han recibido atención ni rehabilitación.

La revictimización a una niña de 11 años prendió todas las alarmas del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). Todo empezó cuando la juez 29 de Familia de Bogotá fallara para que la menor, víctima de maltrato físico e incluso posible abuso sexual, fuera reintegrada a su familia. A partir de ese momento, la directora del ICBF, Cristina Plazas Michelsen, emprendió una cruzada para evitar que finalmente la menor regrese al mismo hogar del que tuvo que huir porque estaba siendo agredida.

La directora del ICBF manifestó su total rechazo al fallo judicial y este jueves anunció que interpondrá una tutela para revertir la decisión que tomaron sobre la menor de 11 años que en 2014 se escapó de su casa por los constantes maltratos que recibía. En noviembre de ese año la menor fue llevada a la entidad, luego de que Policía y Medicina Legal la rescataran y verificaran que era sometida a graves maltratos. En ese entonces le dieron siete días de incapacidad y de inmediato inició el proceso de restablecimiento de derechos en el ICBF.

“En este momento estamos frente a una niña que fue maltratada por sus padres y que además fue presuntamente víctima de violencia sexual. Este proceso ya está en la Fiscalía y lo que nos está solicitando la juez es que la reintegremos a esa familia que no ha cumplido con las obligaciones que se le han impuesto desde el ICBF”, aseguró Plazas sobre el complejo hecho.

La directora del ICBF también manifestó tener serias reservas sobre las decisiones judiciales en casos como este, por lo que hizo un llamado a la justicia para que revisen no solo este caso sino otros que puedan estar presentándose al interior de la entidad. De igual forma, Plazas manifestó su compromiso para que se cumpla lo que, afirma, es su máxima premisa de la gestión: que los derechos de los niños y adolescentes estén por encima de los demás.

“Lo que está pasando en el país es que los derechos de los adultos priman sobre los derechos de los niños. No nos preocupamos ni por lo que sienten, ni por lo que piensan. Vamos a presentar una tutela en el Tribunal Superior de Bogotá, exponiendo que se violaron totalmente los derechos fundamentales de la niña y que además se violó el debido proceso, porque la niña no fue escuchada. Yo le solicité personalmente a la jueza que lo hiciera”, anunció Plazas, quien aprovechó el hecho para hacer un llamado a la justicia colombiana para que se haga una revisión de este caso y de otros menores que posiblemente sean obligados a regresar a un hogar del que decidieron escaparse por el continuo maltrato.

La funcionaria resumió la situación en que, por donde se le mire, se trata de una situación dolorosa, empezando por el hecho de que era maltratada por su padre. Según la decisión judicial, los padres ya están capacitados para volver a recibir a la pequeña en su casa; no obstante, el ICBF asegura que ninguno de los progenitores ha estado en los planes de rehabilitación y atención que tiene la entidad.

“La jueza hoy ya nos está diciendo que tenemos que reintegrarla inmediatamente a esa familia, cuando durante estos dos años que ha estado con nosotros los papás no han recibido ninguna atención psicosocial, no se han rehabilitado. No entendemos porque una jueza puede decir que estos papás son garantes”, puntualizó la directora del ICBF.