Inconformismo en Primera sesión de foro de Víctimas en Cali

Varias disputas se presentaron durante el desarrollo de la sesión.

En un intento de asonada terminó la primera sesión del Foro Nacional de Víctimas en Cali, dado el inconformismo debido a la poca participación de las víctimas de las Farc en los páneles nacionales y la identificación de un hombre vinculado con un movimiento neonazi entre los asistentes, según informó El País de Cali.

El hombre acusado de tener vínculos con la organización neonazi Tercera Fuerza es Eduardo Romano, a quien una mujer identificó por un artículo sobre su incursión en la política, durante una manifestación de víctimas de la guerrilla en la que también participó el Centro Democrático.

Según Las 2 Orillas, "Eduardo Romano ocupó durante varios años la presidencia de la organización neonazi Tercera Fuerza; grupo involucrado en actos violentos y cuyo último comandante, Alfredo Devia, fue asesinado en el sur de Bogotá el pasado 8 de abril por dos sicarios en un ajuste de cuentas entre esmeralderos y traficantes, según las primeras versiones de las autoridades".

Un grupo de víctimas que conoció de la presencia de Romano en la sesión, lo acusó de hacer apología al genocidio.

Por su parte Eduardo Romano, expresó que se había presentado como víctima de la guerrilla y que no había cometido ningún crimen. El hombre tuvo que dejar el recinto con ayuda de escolta de la Policía.

Al parecer, Romano y un joven que estaba haciendo una entrevista se fueron a los golpes y en medio de la confusión desapareció la cámara del reportero. En ese instante la multitud se fue contra Romano, a quien llamaron fascista y exigieron que devolviera el aparato.

coordinador Residente y Humanitario de la ONU en Colombia, Fabrizio Hochschild, tuvo que interceder para proteger a Romano, quien fue subido a un bus de la logística del evento.

El evento, también fue suspendido cuando estaba a punto de finalizar, porque varios grupos de víctimas arengaban sobre su derecho o no de estar en el lugar.
Los organizadores del foro permitieron que una mujer víctima de las Farc, cuyo hijo fue secuestrado y no ha aparecido, se dirigiera a los asistentes. La mujer cuestionó que la guerrilla negocie la paz en Cuba, mientras “no hacen lo que estamos haciendo, poniendo el pecho, que nos digan aquí dónde están nuestros secuestrados”.

La discusión entre las víctimas continuó afuera del auditorio, donde se crearon varios grupos en los que explicaban sus reclamaciones.