Los males de Riosucio (Chocó), donde los niños mueren por enfermedades prevenibles

Según la Defensoría del pueblo, los menores presentan diarrea y afecciones en la piel. Además, el centro de salud carece de medicamentos.

La Corte Constitucional le pidió al Estado estudiar denuncias sobre crisis humanitaria en Chocó. /Archivo

Este miércoles, la Corte Constitucional anunció que asumirá una acción de tutela instaurada por comunidades indígenas y afro del río Atrato, en Chocó. Los peticionarios aseguran que 37 niños habrían muerto en el último año luego de tomar agua contaminada con mercurio. El alto tribunal, además, le pidió al Estado que esclarezca estas denuncias.

La Defensoría del Pueblo celebró este anuncio y explicó que desde hace meses vienen denunciado la situación que viven los chocoanos. Según la entidad, 18 muertes de niños y niñas, en Riosucio (Chocó), ocurrieron por enfermedades que se pudieron prevenir, como diarrea. Otros 35 menores presentaban, vómito, problemas respiratorios, afecciones en la piel, otitis, rinitis, asma y bajo peso.

En la región también se evidenciaron problemas de contaminación de agua, deficiencias en la manipulación de alimentos, parasitismo intestinal y desnutrición. El único centro de salud que presta el servicio de urgencias en el municipio, Juan Bautista Luna, carece, de acuerdo con la Defensoría, de instrumentos médicos y medicamentos. “Las comunidades deben recorrer hasta 12 horas por río para llegar al hospital de Turbo y hasta 24 horas para acceder a los servicios de salud en Quibdó”, aseguró la entidad.