Publicidad
Nacional 26 Mayo 2013 - 9:00 pm

Hace 139 años nació en Jericó

Medellín rindió homenaje a la santa Laura

Con desfiles y procesiones, la capital antioqueña celebró el natalicio de la beata colombiana. Una fiesta a la que acudieron delegaciones de 22 países.

Por: Mary Luz Avendaño Arbeláez
  • 36Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/nacional/medellin-rindio-homenaje-santa-laura-articulo-424275
    http://tinyurl.com/nfuj7s6
  • 0
insertar
Una carroza de 1922, tirada por cuatro caballos, transportó los restos de santa Laura por las calles de Medellín. / Luis Benavides

Hacia las 8 de la mañana los habitantes del sector de Belencito, en el occidente de Medellín, se despertaron por el sobrevuelo de un helicóptero. Algunos se asomaron por las ventanas pensando quizás que era el augurio de nuevos enfrentamientos entre policía y delincuentes, como en las peores épocas de la Comuna 13. Cuál sería la sorpresa al ver que de aquel helicóptero no caían balas como en esos momentos de angustia, sino millones de pétalos de flores. El cielo de la 13 estaba de fiesta, y también Medellín entera.

Cientos de personas salieron a la calle, se agolparon a las afueras del convento de las Lauritas, la última morada de la santa Laura Montoya, nacida el 26 de mayo hace 139 años. Los pétalos eran para ella. Su cuerpo exhumado fue cuidadosamente depositado en tres cofres, el último, metálico, herméticamente cerrado. Con los honores propios a su dignidad, fue trasladado hasta una carroza arreglada especialmente para la ocasión por la funeraria San Vicente. Al frente de la organización estuvo el antropólogo Gregorio Enríquez, quien con orgullo explicaba cómo se hizo el proceso para esta fecha histórica en la ciudad. “Esta carroza es de 1922 y vino de España; era negra, pero como no se trata de un ritual fúnebre, se le cambió el color por blanco y se le aplicaron láminas de oro, dada la dignidad de la santa”.

En esta carroza, halada por dos hermosos caballos blancos y conducida por un caballero vestido a la usanza de la época, ya nunca más se trasladarán restos de paganos, servirá sólo para siervos, beatos y santos. En octubre, las reliquias de monseñor Jesús Aníbal Gómez serán llevadas en ella cuando sea proclamado beato.

A través de su cristal se veía el féretro de la primera santa colombiana. Cientos de creyentes se acercaban para tocarla. No sólo eran medellinenses ansiosos de sus bendiciones, como Socorro Arbeláez, quien llegó hasta allí con su pequeña nieta para pedir su intercesión: “La niña ha estado muy enferma y tenemos fe de que la Madre Laura nos la va a sanar”. También había delegaciones de 22 países. De Chile llegaron 28 personas. “Las Lauritas son hormiguitas que trabajan en Iquique por las comunidades indígenas desde 2001”, explicó Teodoro Papic. Otras 120 personas hicieron más de 30 horas de viaje desde la sierra ecuatoriana para participar en este homenaje, pues desde 1955 el legado de la Madre Laura acompaña a los indígenas de Riobamba, quienes con sus vestimentas típicas multicolores sobresalían entre la multitud casi uniformada con camisetas blancas. Elsa Pucha, de los indígenas kichwas, estaba al frente de esta delegación suramericana. “Estamos muy emocionadas de participar porque era una mujer incondicional en el trabajo con los pueblos indígenas, sin mirar su condición social”.

De La Guajira llegaron también los epieyus de la etnia wuayuu, 68 mujeres resaltando el trabajo de los 72 años de acompañamiento de las Lauritas, las cuales, explica Marta Puerto, “se ganaron nuestra confianza gracias a que fueron las primeras que pensaron en nosotros, especialmente en el campo educativo”.

Hacia las 9 de la mañana un desfile interminable de vehículos salió del convento hacia el centro administrativo La Alpujarra, en el centro de la ciudad. Durante los 8 kilómetros de recorrido, miles de personas en la vía aplaudieron y cantaron al paso de la carroza. Las Lauritas, orgullosas de su trabajo, recibieron el reconocimiento a la dedicación silenciosa, no sólo en América sino en África, donde están desde hace casi 40 años. Para estar en esta fecha especial la hermana Sara Inés vino desde allá, a donde desde hace 13 años lleva el mensaje evangelizador. “Hacemos formación en valores. Hoy somos 26, la mayoría nativas, y eso nos llena de orgullo”.

Después de recibir más honores por parte de las autoridades civiles y militares de la ciudad, los restos de la Madre Laura llegaron a la Basílica Metropolitana. “Elevamos una oración por la recuperación del tejido social en la ciudad, fue una mujer pacificadora y es un ejemplo para todos”, aseguró monseñor Hugo Alberto Torres, obispo auxiliar de Medellín.

El martes las reliquias de la santa colombiana estarán en Dabeiba, lugar que dio origen a su legado.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 2
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • "Revolución de los paraguas" puede acabar en tormenta para Hong Kong
  • Ludogorets vence parcialmente al Real Madrid
  • Allanan expendios de droga que distribuían estupefacientes a colegios de Bogotá

Lo más compartido

  • Salud Sep 26 - 2:15 pm

    Jugos que no son jugos

    Jugos que no son jugos
  • Con hongos cultivados devuelven color a ríos contaminados de Colombia
2
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Alcaracoco

Lun, 05/27/2013 - 13:50
Urgente! Colombia Necesita Más Santos y Santaaas! Porque las otras religiones se están llevando muchos creyenteees ... Es por Pura Sobrevivencia -y Crecimiento- de la Santa Madre Católica Apostólica y Romana. Cada creyente menos, son muchas monedas menos que van para Roma ... Para Engordar los Obispos, Cardenales y toda esa Caterva de Viejos Vagos Pederastas ... ¡Me Ofrezco como Santa! Huummmm ... Santa Johana ... está bien.
Opinión por:

CARLOS ABDUL

Lun, 05/27/2013 - 10:46
CUALES SON LOS 22 PAÍSES? LOS INDÍGENAS CELEBRANDO COMO LES CAMBIAN SU CULTURA CON RELIGIÓN A BORDO...ESO ES DIGNO DE CELEBRAR?
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio