Mininterior espera "gesto de buena voluntad" para dialogar con campesinos

El alcalde de Tunja espera que con la llegada de funcionarios del Gobierno se normalice la situación en la capital boyacense.

Autobús incendiado por los manifestantes se encuentra en la Panamericana en la localidad de El Cairo, zona rural de Piendamó, Cauca
Autobús incendiado por los manifestantes se encuentra en la Panamericana en la localidad de El Cairo, zona rural de Piendamó, CaucaAFP

El ministro del Interior, Fernando Carrillo, dijo que espera un “gesto de buena voluntad” de parte de los campesinos para sentarse a dialogar y así poner final a la paro agrario que ya vive su cuatro día en el país. 

Explicó en Blu Radio que el gobernador de Boyacá, Juan Carlos Granados, se reunirá en la mañana de este jueves con los líderes de la protesta en ese departamento para “convencerlos” del despeje de vías y así funcionarios del Gobierno (entre ellos el ministro del Interior; el ministro de Agricultura, Francisco Estupiñan, y el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora) se desplacen a Tunja para iniciar el diálogo que permita concluir con las manifestaciones.

Estamos listos para reunirnos, pero si levantan las vías de hecho y cesan los hechos violentos. La violencia es inconcebible, eso debilita la protesta social”, dijo y agregó que según información del director de la Policia, general Rodolfo Palomino, 80 uniformados han resultado heridos por las agresiones de los manifestantes.

Señaló que, “aunque nosotros tenemos otra versión”, revisarán sí lo acordado en meses anteriores con campesinos boyacenses se ha cumplido.

Alcalde de Tunja espera que normalice la situación con la llegada de ministros

El alcalde de Tunja, Fernando Flórez, dijo que la capital de Boyacá ya siente el desabastecimiento de gasolina porque “la ciudad está sitiada” y no hay ingreso de vehículos por ninguno de los puntos de acceso.

No hay ingreso de vehículos. La protesta campesina se ha tomado varios puntos que no permiten el tránsito normal de las vías” como Moniquirá, Paipa, Toca y Tunja (Boyacá).

Flórez espera que con la llegada de los ministros del Interior, Fernando Carrillo, y de Agricultura, Francisco Estupiñan -para iniciar conversaciones con los líderes de la protesta campesina- se normalice la situación. Se espera además la visita del defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora.

Dijo en Blu Radio que, aunque no comparte algunas estrategias emprendidas por los manifestantes, justifica el paro porque el Gobierno Nacional interrumpió las conversaciones con los paperos, lecheros y cebolleros hace meses “desatendiendo” las peticiones del agro boyacense y “los campesinos se cansaron”.

“Santos le echó fuego a la protesta”

Por su parte, César Pachón, unos de voceros de los campesinos en Tunja, expresó que “la gente está enardecida por las declaraciones del presidente Juan Manuel Santos, quien afirmó que el paro agrario ‘no ha sido de la magnitud que se esperaba’. Él mismo le echó fuego a esto”.

Asimismo, indicó que manifestantes han recibido abusos por parte del Esmad. Denunció agresiones, violación a la propiedad privada, además de hurtos e ingreso de helicópteros rociando gases en jardines infantiles en Ventaquemada, Boyacá.

En diálogo con Blu Radio, precisó que el paro se puedo haber “controlado” si el Gobierno hubiera cumplido con lo acordado el pasado 7 y 8 de mayo. “Es que no queremos plata. Ofrecieron 40 mil millones de pesos y nunca nos dieron nada, pero queremos soluciones de fondo, necesitamos políticas agropecuarias serias: hay unos costos elevados de producción, no podemos pagar las deudas en los bancos, porque estamos arruinados por los TLCs, el precios al que vendemos es irrisorio por cuenta de la cantidad de importaciones”.