“Reconstrucción”, el videojuego que acerca a los jóvenes al proceso de paz

El programa tendrá cinco capítulos. Un avatar, llamado Victoria, es el encargado de reconstruir un pueblo destrozado por la guerra, a través de la recolección de objetos valiosos para las víctimas.

Imágenes del videojuego "Reconstrucción". / Cortesía

Lo que nació como una simple idea de crear un videojuego de paz, a raíz de un interés personal, se ha convertido en una realidad, esa en la creyeron firmemente un grupo de seis investigadores de InTIColombia, de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional. Luego de trabajar fuertemente durante tres meses lograron la construcción del primer prototipo del juego electrónico “Reconstrucción”.

El videojuego contará con cinco capítulos, en los cuales se busca que los usuarios se diviertan pero también reflexionen y entiendan mejor lo que ha significado para el país el conflicto armado. El desarrollo está dirigido principalmente a estudiantes de los grados 9 °, 10 ° y 11 ° de bachillerato.

El ingeniero de sistemas e integrante del equipo de investigación Álvaro Triana dice que “la idea de hacer este videojuego surge de un interés personal, debido a la situación actual del país. Además porque muchas personas, como yo, conocemos el conflicto solo a través de lo que hemos leído y porque quiero aportar al tema de la reconciliación, ya que considero que no estamos preparados ni nivel estructural ni social”.

El juego consiste en retornar, a través de un avatar llamado Victoria, al pasado. La mujer tiene la misión de rescatar varios objetos simbólicos para reconstruir el pueblo que fue destruido por la guerra. Algunos de los escenarios son una escuela, una iglesia, una plaza, un mercado, un cultivo y una carretera. Asimismo, las personas podrán conocer las historias de los habitantes del municipio.

Un lápiz roto en la escuela, un azadón abandonado en los cultivos y una estampa de la Virgen en la iglesia, algunos de elementos que se deben recolectar y que una vez rescatados le van dando color al pueblo. 

Triana explicó que “no hay un camino correcto o incorrecto. Se trata precisamente de enfrentarse a los dilemas que un conflicto como el nuestro tiene”.

La historia del prototipo reúne relatos de víctimas de diferentes departamentos afectados por la guerra. Los investigadores afirman que no se tiene aún definido si las anécdotas que van a ir en la versión final se ceñirán totalmente a la realidad.

Según Triana, el equipo aun trabaja para definir en qué pueblo de Colombia se desarrollará el juego electrónico. "Se están trabajando en crear las primeras sesiones de prueba, las cuales serán de dos tipos: con personas ajenas al conflicto armado, con el fin de saber si la percepción hacia los excombatientes y víctimas cambia después de haber jugado; y con víctimas, para evaluar cómo siente que se maneja el tema y si se está tratando con suficiente respeto”.

Se espera que la versión final salga publicada en octubre de este año.