Perra de raza pitbull fue quemada con cal y azufre en Santander

En un acto de intolerancia y como parte de una supuesta "venganza", ‘Asha’, de seis meses, fue atacada por un vecino de su dueño.

Archivo.

Una perra de raza Pitbull fue brutalmente quemada con cal y azufre en un barrio de Floridablanca, municipio de Santander, luego de que un vecino de su dueño cobrara “venganza” en un acto de intolerancia. (Lea: Ahogamiento de Pitbull con costal de piedras causa indignación en Copacabana (Antioquia))

Se trata de ‘Asha’, de seis meses, que fue encontrada en barrio Alares por defensores de animales con graves señales de abandono, maltrato y quemaduras en la piel. 

De acuerdo con los animalistas que la rescataron, el caso se dio a conocer a través de la red social de Facebook cuando el propietario de la perra manifestó que quería ponerla en adopción por la gravedad de sus heridas luego del ataque. 

Los rescatistas agregaron que cuando el hombre entregó a su mascota no quiso “dar la cara”, y el animal presentaba graves laceraciones, huecos con gusanos en la piel y no podía caminar.  

Luego de recuperar a la Pitbull, esta fue llevada a un centro veterinario en donde está con tratamiento de limpieza y antibiótico, y se espera que su mejora le lleve aproximadamente dos meses.

‘Asha’, quien originalmente se llamaba ‘Tania’, fue de nuevo bautizada y su nombre hoy significa “esperanza”.