Revocatoria de alcalde de Barrancabermeja, a las urnas el 18 de junio

Para efectos de disolver el mandato de Darío Echeverry Serrano, elegido en los comicios de octubre de 2015, más de 22 mil personas tendrán que votar afirmativamente.  

Cortesía/ portal Barrancabermeja virtual

La incertidumbre sobre si el alcalde de Barrancabermeja continuará o no en su cargo está a pocas semanas de terminar. Luego de que la Registraduría aceptara las firmas para la revocatoria de Darío Echeverry Serrano, la votación finalmente quedó programada para este próximo 18 de junio.

Así lo confirmó a través de su cuenta de Twitter el gobernador de Santander, Didier Tavera Amado, encargado de fijar la fecha tal como lo establece la Ley Estatutaria 1757 de 2015.  “Firmé decreto que convoca para el 18 de junio a la ciudadanía a participar en la revocatoria del mandato del alcalde Darío Echeverry Serrano”, escribió Tavera Amado en sus redes sociales.

Según lo explicó el gobernador santanderano, ese tercer domingo de junio debe participar, como mínimo, el 40% de la votación válida total que obtuvo Echeverry cuando fue elegido como mandatario de la ciudad petrolera en los comicios de octubre de 2015.

Es decir, con los 110.104 votos válidos que obtuvo el alcalde el umbral para su revocatoria será de 44.042 votos, pero solo si 22.022 personas votan afirmativamente su mandato podrá ser disuelto.

Cinco grupos promotores, entre ellos uno al que hace parte la excongresista Yidis Medina, fueron los que radicaron el pasado enero las solicitudes para la revocatoria de Echeverry, de quien dicen hasta la fecha no ha cumplido con sus promesas de campaña.

“Las 10 mil viviendas de interés social que él prometió no las va a poder cumplir. El tema de darle empleo a la gente tampoco lo va a poder cumplir porque hasta la fecha no lo ha hecho. Él cree que dar empleo es vincular a la gente a Autopavimentación cuando la crisis es más profunda”, dijo Medina a Vanguardia Liberal.

Otro de los políticos que ha liderado esta votación es el exconcejal Rogelio Scarpetta. “He podido percibir que este gobierno se ha venido construyendo bajo la mentira, la infamia y la calumnia. Unos líderes y yo lo apoyamos para la Alcaldía, pero nos presentó un programa de gobierno que no se materializó”, agregó el líder.

Al alcalde también le reclaman no incluir en el Plan de Desarrollo algunas secretarías que son de “vital importancia” para la ciudad, así como falta de atención al descontento generalizado de diferentes gremios como el de los taxistas y los electricistas.

Polémica ambiental, otro motivo

Otra de las razones por las que el alcalde de Barrancabermeja ha estado en el ojo público desde que comenzó su administración, es por las delicadas denuncias que advirtieron contaminación en la Ciénaga de San Silvestre, el afluente de agua más importante del Magdalena Medio y de donde el acueducto municipal surte a aproximadamente 300 mil barranqueños. (Lea: "Licencias ambientales de rellenos sanitarios fueron ilegales": alcalde de Barrancabermeja)

De acuerdo con declaraciones que le dio al diario santanderano otro de los promotores de los comités que impulsan la revocatoria, Jairo Bonza, “a los barranqueños nos están envenenando con el agua que se extrae de la bocatoma de la Ciénaga San Silvestre. ¿Cómo es posible que ante esa situación el Alcalde le haya otorgado el contrato de la Ptar San Silvestre a Rediba, el basurero que nos está contaminando?”. (Le puede interesar: “Están envenenando con agua contaminada a los barranqueños”: Claudia López)

Esto en razón del millonario contrato por la planta de tratamiento de aguas residuales que el municipio le otorgó a la empresa de recolección dueña del basurero, a pesar de las denuncias sobre vertimiento de lixiviados, falta de plan de manejo ambiental y posible presencia de mercurio en el agua de la ciénaga. Al relleno sanitario, que fue construido en áreas de protección especial registradas como patrimonio ambiental, además se le señala de obtener irregularmente su licencia ambiental.