Se salvó de ser una víctima de los arroyos en Barranquilla