Un muerto y dos heridos dejó jornada de protestas en Segovia, Antioquia

El paro minero llegó a su día número 30. La comunidad exige que el Esmad sea retirado de la zona.

Foto: El Colombiano

El día número 30 del paro minero que avanza en los municipios de Segovia y Remedios en el departamento de Antioquia, dejó una persona muerta y dos más heridas. 

Ana María Espinosa, abogada de la Mesa Minera, dijo a El Espectador que Alexis Gregorio Acevedo Galvis, de 42 años de edad, falleció en medio de un enfrentamiento con agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad. 

Espinosa explicó que los enfrentamientos se registraron luego de que una comisión de la Procuraduría General de la Nación y de la Oficina de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, saliera de la zona. Lea también: Encapuchados amenazan al alcalde de Segovia

"Un grupo de manifestantes se alistaba para iniciar una marcha pacífica con destino a Remedios cuando los del Esmad empezaron a disparar gases y granadas de aturdimiento, parece ser que una de esas granadas impactó contra este hombre y falleció".  El hecho se registró hacia las 5:30 de la tarde de este viernes. 

La abogada asegura que la solución a la crisis social y económica que se vive en Remedios "es sencilla: que el gobierno reconozca el trabajo de los mineros ancestrales y que el Estado deje de ofrecerle gabelas a las multinacionales (...) la crisis estaba anunciada". 

Fuentes de la Procuraduría confirmaron a este medio que los enfrentamientos se registraron después de una reunión de representantes del Estado con la comunidad. Según esa fuente, los habitantes están exigiendo que el Esmad sea retirado del lugar. 

Los enfrentamientos entre la fuerza pública y los manifestantes dejan - hasta ahora - 19 heridos y dos muertos. La Policía dice que en las últimas horas 15 uniformados han resultado heridos.

El alcalde de SegoviaGustavo Alonso Tobón Vélez, dice que el comercio está cerrado, las clases en los colegios interrumpidas y empieza a registrase desabastecimiento.

Desde que empezó el paro, el pasado 21 de julio, no ha habido día sin que se reporten choques entre el Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, y los mineros. También hay cruce de versiones. La Policía dice que grupos criminales organizan una parte de las protestas, la Mesa Nacional Minera niega ese escenario.  Las conversaciones entre las directivas de la multinacional Gran Colombia Gold y los voceros mineros están congeladas. El panorama no es esperanzador. 

Ayer jueves en redes sociales circuló un video en el que un grupo de encapuchados amenaza al alcalde Tobón Vélez, a los directivos de la empresa y a la misma Policía. Los encapuchados advierten: "Si quieren guerra, guerra van a tener". 

El vocero de la Mesa Minera rechazó el pronunciamiento de los encapuchados e indicó que "son personas que no hacen parte del grupo de mineros que se manifiestan pacíficamente".

El coronel Wilson Pardo Salazar, comandante de Departamento de Policía Antioquia, manifestó que en las últimas horas han sido capturadas más de 20 personas que estaban mezcladas dentro de los manifestantes, entre ellas nueve menores. “Esta ya no es una manifestación pacífica sino un paro armado, atentado especialmente contra la Fuerza Pública”, manifestó el coronel.

Por su parte, la Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño, pidió retirar de las cabeceras municipales a los miembros del Esmad "que han venido generando un contexto de violencia en la protesta pacífica y legítima de las comunidades mineras, campesinas e indígenas, que de manera ancestral han ejercido la actividad minera como principal fuente de sustento económico".

La Corporación pide al Esmad "no utilizar los hospitales, colegios, coliseos y demás espacios públicos, ni las casas de la comunidad para refugiarse y llevar a cabo los ataques en contra de los manifestantes; de igual forma se les exige no utilizar a la población civil, niños y niñas, personas de la tercera edad y mujeres, como escudos humanos".