Utilizaban un bebé de cuatro meses para asaltar fincas en Cundinamarca