Fiebre de oro tiene en riesgo a un pueblo del sur de Bolívar