Así se robaron $326 millones de un cajero en Medellín