Alemania nombró comisionado especial para el proceso de paz con las Farc

Esto después de que el Gobierno colombiano pidiera ayuda al ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, para abrir caminos con el fin de lograr un acuerdo de paz.

 El Ministerio de Asuntos Exteriores alemán informó este jueves de la creación del cargo de comisionado especial para el proceso de paz en Colombia, puesto que será asumido por el anterior delegado de derechos humanos del Gobierno germano Tom Koenigs.

"El proceso de paz es para nosotros una cuestión muy importante con la que Alemania está comprometida hace años. Con Tom Koenigs tenemos ahora un excelente conocedor de América Latina y un reconocido experto en cuestiones de derechos humanos para esta tarea", señaló el Ministerio en un comunicado.

Según ese comunicado, el Gobierno colombiano, que "aspira a un amplio acuerdo de paz" con las Farc, pidió ayuda para implementarlo al ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, en su reciente visita a Bogotá.

"El futuro comisionado especial Tom Koenigs será la persona de contacto para el Gobierno colombiano y coordinará y concentrará las aportaciones de Alemania al proceso de paz", precisa el ministerio.

Koenigs fue comisionado de derechos humanos del Gobierno alemán y trabajó para Naciones Unidas en Afganistán, Guatemala y Kosovo.

Acompañó a Steinmeier en su reciente viaje a Latinoamérica entre el 12 y el 16 de febrero, una gira con escalas en Brasil, Perú y Colombia.

En Bogotá, la delegación alemana se reunió, entre otros, con el presidente, Juan Manuel Santos; la canciller, María Ángela Holguin Cuéllas; el titular de Justicia, Yesid Reyes; el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, así como con asociaciones de víctimas.

Steinmeier y Koenigs visitaron también la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) y se entrevistaron con jóvenes excombatientes de las FARC que participan en proyectos de reintegración en busca de nuevas perspectivas en sus vidas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores alemán destinará para 2015 alrededor de 3,5 millones de euros en concepto de medidas de apoyo para Colombia y el proceso de paz, frente a los aproximadamente 2,4 millones de euros puestos a disposición el año pasado.

La atención a las víctimas de las minas es para el Ejecutivo alemán de "especial importancia", sobre todo después de que el Gobierno colombiano y los rebeldes de las Farc acordaran hace unos días cooperar en la retirada de minas antipersona en Colombia.