Primer punto, ¿chuleado?

Mesas de paz regionales sobrepasarán las fronteras y se realizarán también en Nueva York, Bruselas, Londres, La Haya y Latinoamérica. Farc dicen que revivir la UP sería hacer justicia.

 Sergio Jaramillo, comisionado de Paz, y Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno, ayer en La Habana.  / Ómar Nieto Remolina
Sergio Jaramillo, comisionado de Paz, y Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno, ayer en La Habana. / Ómar Nieto Remolina

Hoy, cuando termina la séptima ronda de conversaciones entre el gobierno Santos y las Farc en La Habana, y se anuncian para después del mediodía ruedas de prensa por separado de las delegaciones de ambas partes, se sabrá si por fin se llegó a un acuerdo concreto sobre el primer punto del llamado Acuerdo general para la terminación del conflicto: el que tiene que ver con la política de desarrollo agrario integral.

Todo indica que sí por las señales de los últimos días, cuando el mismo primer mandatario dijo que la paz se podría firmar antes de fin de año y Jesús Sántrich, miembro del equipo negociador de la guerrilla, habló ayer de “una construcción bastante grande del Acuerdo” y de un “avance sustancial” hacia la paz.

Avances que tienen también un desarrollo paralelo en el país, donde las comisiones de paz de Senado y Cámara de Representantes, con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), establecieron ya un cronograma de eventos a lo largo del país en los que serán escuchadas las víctimas del conflicto y se determinó llevarlos al escenario internacional.

Así lo confirmó el presidente del Senado, Roy Barreras, quien manifestó que “habrá desplazamiento internacional para explicar el proceso de paz, la Ley de Víctimas y los mecanismos de reparación”. Para el Congreso es necesario que el mundo entienda que para hacer la paz se necesita rebajar penas, reparar a todo tipo de víctimas o aprobar marcos de justicia transicional. “Hay que hacer proselitismo en favor de la paz, porque hay mucho proselitismo en favor de la guerra”, advirtió Barreras.

Entre las ciudades del mundo donde se espera sean socializados los mecanismos de reparación a las víctimas están Nueva York, Bruselas, Londres, La Haya y una ciudad en Latinoamérica, que está pendiente por confirmar, y podría estar en Venezuela o Chile, que han estado respaldando el proceso. También se tiene planeada una sesión especial en Soacha, donde se escuchará a los familiares de los llamados falsos positivos.

Además del tema de las víctimas, otro asunto que comienza a airearse tiene que ver con la participación política de los miembros de las Farc. Y aunque el mismo Sántrich dijo ayer que aunque todavía es muy temprano para decir en qué movimiento o en qué coalición participarían, cuando se le preguntó por la posibilidad de restituirle la personaría jurídica a la Unión Patriótica, concluyó: “No sería un favor, sino hacer justicia con uno de los crímenes de Estado más grandes”.