Publicidad
Paz 17 Ago 2009 - 5:36 pm

Entregan dos pruebas de supervivencia de secuestrados

Los familiares de los uniformados ya conocieron el video entregado por la guerrilla.

Por: Elespectador.com
  • 180Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/paz/articulo156560-entregan-dos-pruebas-de-supervivencia-de-secuestrados
    http://www.elespectador.com/noticias/paz/articulo156560-entregan-dos-pruebas-de-supervivencia-de-secuestrados
  • 0
  • 180
insertar

Los familiares de los dos uniformados, mayor  de la Policía Javier Guillermo Solórzano y el cabo del Ejército Antonio Sanmiguel Valderrama, conocieron un video donde cada uno de ellos envía mensajes a familiares y amigos.

También agradecen a la gestión realizada por la senadora Piedad Córdoba y la organización 'Colombianos y Colombianas por la Paz' y piden nuevamente que no olviden a los secuestrados que están en la selva.

Además, dijeron estar al tanto de la intervención internacional en el tema del Acuerdo Humanitario, sobre todo de la gestión de presidentes como Hugo Chávez y Rafael Correa, escenario que calificaron de positivo.

Al parecer, el resto de material ya está en Bogotá, pero no ha podido llegar a manos de Córdoba por razones de logística relacionada con los 'correos humanos' que traen dicha información.

Este martes en el Senado de la República, el profesor Moncayo liderará un encuentra donde se debatirá la situación de los secuestrados, incluído su hijo, el cabo Pablo Emilio.

Hasta ahora se había hablado de pruebas de ocho secuestrados.

Esto dijeron los secuestrados

Mayor Guillermo Javier Solórzano: Soy el soldado Guillermo Javier Solórzano Julio, Mayor de la Policía Nacional, secuestrado el 4 de junio del año 2008, en Miranda, Cauca. Me encontraba como comandante de la estación de policías de Florida, pronto cumpliré dos años de secuestro y hago parte del grupo de canjeables, llamados canjeables por las Farc. Aquí en el secuestro produce dolor y sufrimiento, pero el sufrimiento trae redención, pero eso depende de la actitud con que uno decida padecerlo, uno consigue crecimiento espiritual, el milagro del acuerdo humanitario, por eso aqui en esta selva reclamo a todos aquellos que tienen en su poder las decisiones para que nosotros podamos regresar a la vida, que hagan algo por nosotros, que nos ayuden, que se den cuenta que nosotros aqui estamos padeciendo, estamos sufriendo pero con estoicismo con valor, con dignidad todos los días y a lo largo de mi marcha siempre pienso en ello, pro favor, no nos olviden, ayúdenos señores, Colombia, familiares, políticos, comunidad internacional, a todos aquellos que se han esforzado y que se han solidarizado con nosotros.

Bueno para mi mamita te quiero mucho, te amo, estoy contento que las Farc hayan permitido estas pruebas de supervivencia, yo estoy contento hoy es un día feliz para mí, por eso me puse mi camiseta, blanca, con la que entré a esta carrera contra la muerte. ¿Cómo es un día de cautiverio mío? Mamá yo me levanto a las seis de la mañana, rezo mi santo rosario, mi oración, cuando me dan refrigerios los tomo, me mantengo física y espiritualmente fortalecido, hago mis ejercicios, tengo pesas, me he fortalecido en piernas y brazos para soportar las marchas y las jornadas duras y extenuantes que representa la selva. Sigo sus consejos, me como todo, me como las arvejas, las lentejas, recuerda que a mí no me gustaban los granos? aquí me ha tocado comer todo tipo de granos asi que la dieta del pájaro, pero también a veces hay carnes asi que eso me ayuda mucho, pescadito a veces. "El piris" esta luchando con berraquera y con fortaleza. Aqui tengo las fotos de mi hija Laura que me envió mi esposa, siempre las recuerdo, tengo una manillita que le hice a mi hija laura, espero llevarsela pronto, he recibido sus cartas las que me han enviado, Julia también recibí tu carta.


En cuanto al intercambio humanitario ¿qué más puedo decir? si quiero salir de acá es mi pellejo el que está en juego, es mi familia la que esta padeciendo esta cruz del secuestro. Un mensaje especial a mi papá, cuidese mucho con su salud, se que la operacion le fue bien, en cuanto a sus negocios nauticos se que le está yendo bien, se que han hecho actividades de acercamiento con el Ecuador, con el presidente Rafael Correa, puede que haya una solución una posibilidad, estoy muy pendiente de eso. Estoy orgulloso de ti papá, de pronto muy pocas veces te lo dije, pero te amo, te recuerdo los tesoros de mi niñez aqui valen mas que todo el oro del mundo, porque esos tesoros, esos recuerdos, esos pensamientos, es lo que me mantienen vivo y alentado. Cada vez que me acuesto pienso en ustedes.

Para mi hermano JUancho, cuídese mucho con el carro nuevo que compró, responsabilidad con todo ya no estoy allá para darte consejos pero sé que allá has pasado tu edad, cuIdado con el licor, con las mujeres, responsable siempre con tu vida en todo, me gustaría estar ahí porque me hubiese gustado acompañarte e impulsarte a ti y a todos mis hermanos pero me faltó tiempo, la adversidad de la vida me ha golpeado hermano así que mucho juicio. Para mi hermano Franklin, perdóname hermanito por las cosas de la niñez y para cuando salga yo tengo para ti un proyecto muy especial que quiero hacer, incursionar en el negocio de la vida naútica, de las lanchas, asi que lo vamos a hacer.

A mi hermana Piedad, vivo orgulloso de ti, tu que estas en el área de la salud, cuida de la salud de mis papás, que tengas a mi mamá bonita, que este dolor no me la desmejore mucho. A mi hermano, el nene se de tu incansable lucha, sé que has ayudado mucho, se que estas trabajando mucho, saludos a tu esposa. Abraham, ahora que tu eres el mayor cuida de mis hermanitos, en ti demando la responsabilidad de casda uno de ellos. manténganse unidos, ayudándose, sean buenos hijos, buenos hermanos, buenos hombres para la sociedad.

Para mi esposa Julia la fortaleza, cuidate mucho puede que nuestro matrimonio se golpee un poco con esto pero yo quiero seguir, quiero decirte que te amo mucho, cuida mucho a mi hija, pronto voy a recibir la casa de vivienda militar, cuida mucho esa casa es para ti y para mi hija. Este remordimiento de padre doblemente ausente, antes por mis equivocaciones y ahora por mi drama a veces me atosiga mucho.

A 'Colombianos y colombianas por la paz', a la senadora Piedad Córdoba, a mi familia quiero decirle que estoy feliz porque creo en todo lo que Dios tiene para mi. A todas las personas que me recuerdan la gente de Florida, los periodistas, saludos a todos. A Colombia, no nos olviden por favor.

 

Cabo del Ejército Antonio Sanmiguel Valderrama: fuí secuestrado el 23 de mayo del 2008 en una incursión armada por el frente 21 en el Tambo, Tolima. Quiero informarles a la comunidad internacional, al pueblo colombiano y en especial a mi familia, que me encuentro bien física y mentalmente. Mamá en especial quiero decirte lo que yo hago cotidianamente, tejo manillas (pulseras) como te das cuenta es mi hobbie, leo la palabra de Dios, tengo lo necesario me han proporcionado lo necesario para vivir mis captores, estoy bien anímicamente no he dejado mi alegría, sigo fuerte y esperanzado en la propia libertad mía y en la de mis compañeros.

Quiero sacarte de una duda en la incursión armada tuve una herida, ya se sanó con la medicina que me dieron mis captores y la rinitis, no tengo ningún problema con ello. Leo constantemente la palabra de Dios, he leído los 4 evangelios y en fin toda la palabra de Dios. No se preocupen, sigo con muchas ganas de vivir, he puesto la fe en que todo se va a solucionar.

El trato de mis captores ha sido bueno, entre las posibilidades, sobre el tema humanitario, mamá, y aunque es un poco difícil decirlo, por mi sentido de ser militar, sé que sabes que yo soy el último de los canjeables, del reducido grupo de los canjeables, somos 21 solamente, prestale a todas las madres de Colombia y a la comunidad internacional, prestales todo el apoyo, por haberse solidarizado con nuestra causa, a la senadora Piedad Córdoba, le agradezco mucho por todas esas liberaciones que ha realizado, a la señora Marlene Orjuela, y a todas las instituciones que se han ubicado con su modo de vivir, nosotros acá recibimos con júbilo, esperanza y amor, las liberaciones unilaterales que han hecho a través de las Farc, por favor, dénle este saludo a mi abuela si no tiene posibilidad de recibir las pruebas, que me escuche, la escuché en el mensaje que me dio, me dio mucha alegría haberla escuchado.

A mis hijas, Tatiana y Sami, las amo, las adoro, pronto papá va a estar con ustedes, abrazándolas, jugando con ustedes, que recuerden que con positivismo siempre. Angélica por favor, cuéntame, la cuenta, las tarjetas de crédito, las tarjetas del éxito, que pasó con la cuenta del celular? estudia lo que querías, medicina, lo que quieras, el cepillo es para ti. Yo no pienso cosas malas, tu verás, tu ahora estás a la cabeza de la familia, recuerden no son 4 mujeres son 5 y muchas más las mujeres de mi familia, pero todas las tengo en mi corazon. Fortaleza, yo acá no estoy vencido, solamente estoy cumpliendo una cuota, que por mi profesión es necesaria, no permitas que la niña se me malcríe, me has contado que es muy mordeloncita, la amo mucho, tengo muchos dibujos, perdí las fotos en una de las corridas que me tocó hacer, pero tengo unos dibujos en los cuales recreo mi mente.

A Indira me siento muy orgulloso del estudio, la quiero mucho, te escucho todos los dias a las cinco de la mañana cuando me mandas el mensaje, cuidado con los hombres, mamita. Te quiero, estudia inglés. Mamá, hemosa, radiante, la salud primero que todo. Recuerda aquella foto del 82, aquella ciudad donde estuviste, quiero volverla a recorrer. Sigue de guerrera con salud, Pilar: Perdón, mil veces lo he pensado acá, perdón, la influencia de los amigos no fue muy buena, he escuchado tus mensajes y te lo agradezco mucho, a toda tu familia. A mis amigos, a todos los que me recuerdan, gracias por sus mensajes y por el apoyo a mi familia, saludos a mi tia Pancha y a todos mis primos, a mi tía, a Diego, a mi tía Norma, gracias por sus saludos, los he recibido con gran beneplácito. A payasito, la recuerdo mucho, la señora María Eugenia, suegrita la quiero mucho, gracias a los niños con ojitos de piña.

Mamitas de los secuestrados sabemos que lloran, intenten no llorar en los mensajes, es muy difícil estar acá imposibilitados y duele mucho en el corazón escucharlas llorar. A mi tía Hilda, gracias por sus oraciones y sus saludos. Samy, esta muñeca te la hice, a Tatiana, te quiero mucho, le hice sus muñequitos, unas manillas y unos collarcitos, las quiero mucho, pronto las abrazaré.

Relacionados

inserte esta nota en su página
TAGS:
  • 0
  • 180
  • Enviar
  • Imprimir
180
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio