Uribe abrió las puertas a un acuerdo humanitario con las Farc

Puso como condición que los subversivos no vuelvan a delinquir

Al reconocer que la única salida para que los más de 20 uniformados que permanecen en poder de las Farc es el acuerdo humanitario, el presidente Álvaro Uribe Vélez abrió este domingo la puerta a un acuerdo humanitario con ese grupo subversivo.

Tras la liberación del soldado profesional Josué Daniel Calvo y al celebrar ésta, el Jefe de Estado mostró su disposición para un canje de guerrilleros presos por policías y militares secuestrados.

Sin embargo, el Primer Mandatario puso una serie de condiciones para que se dé ese acuerdo humanitario que ahora toma fuerza.

Según él, "siempre y cuando se cumpla que los guerrilleros no vuelvan a delinquir" está dispuesto al canje.

Uribe manifestó que "los guerrilleros que queden en libertad no pueden volver a delinquir".

El temor del Presidente es que se devuelvan guerrilleros a las Farc para fortalecerlos militarmente. Según esta manifestación presidencial, la esperanza de libertad revive ya que la senadora Piedad Córdoba ha dicho que la guerrilla quiere diálogo sin despejes del territorio nacional.

La declaración del Presidente se dio en el marco del Consejo de Seguridad desarrollado este domingo en Arauca. En ese sentido, Uribe les pidió a las autoridades del departamento no descuidar las medidas con el fin de evitar acciones del terrorismo y la delincuencia en la región.El Gobierno ha facilitado liberaciones, ha hecho rescates y no se opone al acuerdo humanitario, siempre y cuando el acuerdo humanitario no sea para devolverles delincuentes a las Farc.

Un acuerdo humanitario tiene como condición que aquellos integrantes de las Farc que lleguen a salir de la cárcel, no regresen a delinquir. No podemos hacer un acuerdo humanitario para devolverles delincuentes a las Farc, que les fortalezcan su capacidad criminal.

Los que llegaren a salir de la cárcel, deben dar todas las garantías, por la ubicación, la vigilancia, etcétera, de que no vuelven a delinquir. Quiero llamar atención de mis compatriotas sobre esa necesidad. Porque el acuerdo humanitario no es para fortalecer el terrorismo, sino para liberar a los colombianos de la pesadilla de las acciones terroristas, dice el comunicado de prensa.

Dijo que los acuerdos de paz tienen que empezar en la buena fe. Justamente estamos aquí en Arauca, porque hace pocos días se desactivó un camión terrorista de las Farc, porque las Farc nos han quemado unos vehículos, porque las Farc han secuestrado a unos ciudadanos. No podemos pensar en acuerdos de paz, mientras no haya un cese de actividades criminales.

Avanzar en acuerdos paz en medio de carro bombas, es inclinarse ante el terrorismo, sin conseguir la paz. Por eso invito a todos mis compatriotas a reflexionar sobre la necesidad de que lo primero que se necesita para un acuerdo de paz, es buena fe.

¿Cómo vamos a hablar hoy de acuerdos de paz con el carro bomba de Buenaventura o con estos hechos de aquí de Arauca? Que el terrorismo dé señales de buena fe. Y una señal fundamental de buena fe es que se disponga a cesar todas sus actividades criminales.

Al saludar al soldado Calvo y a su familia, desde Arauca, quiero recordar: los colombianos perdonan, pero mis compatriotas no están dispuestos a que el terrorismo nos vuelva a engañar", dijo Uribe según el informe de prensa.