Cierra otro ciclo entre Gobierno y Farc sin acuerdos

Iván Márquez pidió al presidente Juan Manuel Santos un "verdadero compromiso" con la paz.

Las Farc pidieron al Gobierno del presidente Juan Manuel Santos un "verdadero compromiso" con la paz "sin actuar como perdonavidas", en el cierre de otro ciclo de los diálogos de La Habana que concluyó sin acuerdos sobre el tema de drogas y narcotráfico.

Las Farc aprovecharon la conclusión formal de esta vigésimo tercera ronda de conversaciones para insistir en que se deben revisar las causas históricas del conflicto colombiano y lanzar mensajes críticos a Santos, cuyo equipo negociador no realizó ningún pronunciamiento.

"Un verdadero compromiso con la paz consiste en impulsarla con actitudes y hechos ciertos de cambios profundos que permitan la reconciliación, sin actuar como perdonavidas", aseveró la guerrilla en un texto leído ante medios de comunicación por su número dos y jefe negociador, 'Iván Márquez'.

En este punto de los diálogos, el Gobierno y las Farc debaten el problema de las drogas y el narcotráfico, tercer tema de la agenda pactada y cuya discusión comenzó en noviembre pasado, sin que hasta ahora hayan trascendido acuerdos concretos.

"Avanzamos en las discusiones y construcción de acuerdos en los tres subpuntos relacionados con el tema 'Solución al problema de las drogas ilícitas', tercero en discusión de la agenda", indicaron las partes en un comunicado conjunto este viernes.

Asimismo manifestaron que comparten "la visión de que la solución definitiva" al problema de las drogas "debe estar enmarcada en la Reforma Rural Integral (primer punto del Acuerdo General)".

"Debe construirse de manera conjunta involucrando a las comunidades en el diseño, ejecución, seguimiento, control y evaluación de los planes", añadieron sobre el tema, que será retomado el 24 de abril.

Las negociaciones de este apartado están divididas en tres tópicos: políticas para la sustitución de cultivos de coca, amapola y marihuana; políticas de salud pública ante el consumo de drogas, y comercialización y narcotráfico.

Este último fenómeno ha agravado el conflicto colombiano en las últimas décadas y es previsible que sea el eje de las mayores controversias entre las partes, si bien en marzo dijeron que esperaban concluir "prontamente" con el debate.

Fuera del intercambios sobre las drogas, la ronda de negociaciones que concluyó estuvo marcada también por la insistencia de las Farc de esclarecer las causas históricas del conflicto.

En los últimos días, la guerrilla se refirió a ese asunto en varios comunicados y este viernes volvió a incluirlo en su declaración de cierre de ciclo.

"Es urgente -para no interrumpir el trote resuelto de Colombia hacia la paz-, retirar la talanquera atravesada en el camino que no deja conformar la Comisión de esclarecimiento del origen de la violencia y sus responsables", subrayaron las Farc.

Se trata, según han recalcado, de una comisión que clarifique las causas y responsabilidades del conflicto y cuyos resultados sirvan de cara al futuro debate sobre víctimas para que este no sea "estéril".

"No se puede presumir que las Farc y el ELN sean los causantes de un conflicto interno que se inicia antes de su misma creación", resaltó el grupo insurgente, al señalar la responsabilidad que recae en el Estado y "sus agentes oficiales y paraoficiales".

Por otro lado, las Farc informaron que "los prisioneros políticos y de guerra del establecimiento carcelario Eron Picota de Bogotá" declararon este jueves una huelga de hambre en protesta hasta que se atiendan las afectaciones de salud de dos presos.