Desarrollo agrario, del foro a la mesa

Aportes de sociedad civil a proceso de paz.

El pasado diciembre, en Bogotá,  522 organizaciones  de la sociedad discutieron el problema agrario. / Luis Ángel
El pasado diciembre, en Bogotá, 522 organizaciones de la sociedad discutieron el problema agrario. / Luis Ángel

La necesidad de implementar una política agraria con enfoque territorial, atendiendo a las necesidades y capacidades de la población local y con base en la vocación de los suelos, también surgió como propuesta en varias de las mesas de trabajo del foro.

A una semana de que se instale en La Habana (Cuba) una nueva ronda de diálogos entre Gobierno y Farc, Naciones Unidas y la Universidad Nacional entregaron a los equipos negociadores una caja de cartón que contiene 546 propuestas de la sociedad civil sobre el problema agrario en Colombia. Las propuestas fueron recogidas durante el foro de política de desarrollo agrario integral realizado en Bogotá los días 17, 18 y 19 de diciembre del año pasado.

“Desde la Asamblea Nacional Constituyente no se había dado una participación ciudadana tan activa y plural, con la participación de mujeres, campesinos, afros, indígenas”, dijo el vocero del Gobierno, Humberto de la Calle, en la reunión que se adelantó en la oficina del alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, con el rector de la Universidad Nacional, Ignacio Mantilla; la delegada de Naciones Unidas, María Paulina García; los delegados del Gobierno Frank Pearl y el general en retiro Jorge Enrique Mora Rangel.

Los documentos, que fueron entregados simultáneamente a los equipos negociadores del Gobierno —en Bogotá— y las Farc —en La Habana—, contienen las propuestas de 1.314 personas, de 522 organizaciones pertenecientes a 18 sectores de la sociedad civil, cuyo resultado quedó plasmado en 11 publicaciones que versan sobre el primer punto de la agenda de negociación: el desarrollo agrario integral.

A pesar de que el documento se mantiene en reserva, El Espectador conoció de primera mano algunas de las propuestas que ya están en manos de los negociadores. El fortalecimiento de las Zonas de Reserva Campesinas es una de las principales propuestas que surgieron durante el foro en Bogotá, como también durante los encuentros regionales realizados por las comisiones de Paz del Congreso de la República.

La necesidad de implementar una política agraria con enfoque territorial, atendiendo a las necesidades y capacidades de la población local y con base en la vocación de los suelos, también surgió como propuesta en varias de las mesas de trabajo del foro.

Capacitación ambiental y educación rural, con énfasis en las actividades y conocimientos propios del mundo rural; el reconocimiento de la autonomía territorial tanto de comunidades afro como indígenas y el reconocimiento constitucional de la economía campesina, impulsada con créditos blandos e incentivos productivos, son algunas de las iniciativas de la sociedad civil.

Con la entrega de estas relatoría, los equipos negociadores reciben el segundo paquete de insumos para abordar la discusión sobre el problema del desarrollo agrario, primer punto de la agenda de negociación y, para muchos expertos, la almendra del conflicto armado que desde hace cinco décadas vive el país.