‘Generales en Cuba impulsarían cese al fuego bilateral pero no tomarán decisiones’

Así lo señaló la canciller María Ángela Holguín al referirse al anuncio de Santos de enviar cuatro generales y un contraalmirante a las negociaciones de paz.


La presencia de militares colombianos de alto rango en las negociaciones de paz en la Habana entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc podría ayudar a tomar la decisión de un alto el fuego bilateral, recordó la ministra de exteriores del país, María Ángela Holguín Cuéllar.

"Se está mirando, analizando la posibilidad de un cese al fuego bilateral, por eso estos generales están yendo a esa subcomisión", afirmó Holguín en una entrevista con Efe en Ginebra.

"Están yendo en una subcomisión para hablar del alto el fuego, una posibilidad a futuro. Hubo un cese al fuego unilateral de las Farc, y como los militares son los que están sobre el terreno, son los que conocen el frente, por eso van, pero ellos no son tomadores de decisiones", especificó la canciller, que insistió en que quien tomará la decisión final será el Gobierno.

La ministra recordó que las Farc decretaron un alto el fuego "hace unas semanas", y que el Gobierno de Juan Manuel Santos estudia la posibilidad de hacer los mismo.

Consultada sobre si esta decisión está cerca, la ministra se limitó a contestar: "Yo no diría que está.... el tema está sobre la mesa, se está hablando y no le puedo decir qué tan cerca. Se está conversando".

Desde hace dos años, el Gobierno colombiano y las Farc mantienen en La Habana negociaciones de paz que han avanzado considerablemente para acabar con un conflicto que ya dura más de medio siglo.

Esta semana, Santos anunció que cuatro generales y un contraalmirante se unirían a las negociaciones, y que lo hacían por la contribución de las Fuerzas Armadas en la consecución de la paz, y por sus conocimientos técnicos en la búsqueda concreta de soluciones.

Mientras los avances con las FARC continúan, ayer la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) denunció que 655 indígenas y afrodescendientes del departamento colombiano del Chocó (oeste) están resguardados en un refugio por enfrentamientos entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y otro "grupo armado" no identificado.

Consultada la canciller sobre esta situación y la posibilidad de establecer también negociaciones con este grupo rebelde, respondió que ese sería el deseo del Gobierno.

"El gobierno, desde hace mucho tiempo, desde el inicio de las conversaciones con las FARC, expresó el interés que hay de parte del Gobierno de Colombia de establecer un diálogo de negociación para unos acuerdos con el ELN y esperamos que el ELN tome la decisión de sentarse de una vez con el Gobierno", dijo.

La ministra participó hoy en Ginebra en el segmento de alto nivel de la vigésimo octava sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

En su discurso se refirió al tema de las drogas y anunció que su país, junto a otros, impulsará en esta sesión una resolución sobre la contribución que el Consejo de Derechos Humanos puede hacer a la Sesión Especial de las Naciones Unidas sobe el Problema Mundial de las Drogas de 2016.

"Hemos visto que después de todos estos años la política antidrogas no ha funcionado porque seguimos tal vez, no le puedo decir igual, sino peor", sentenció Holguín.
"Entonces es claro que el mundo debe ponerse de acuerdo sobre ciertos cambios en esa política de drogas", añadió.

"Las drogas para nosotros tienen mucho que ver con las violaciones a los derechos humanos por parte de bandas criminales y de los mismos grupos armados y su relación con el narcotráfico".

Precisamente, también ayer, la ONG Human Rights Watch (HRW) denunció el horror de los descuartizamientos y las desapariciones que asuelan la convulsa ciudad colombiana de Buenaventura, pese al refuerzo militar enviado hace un año por el presidente Juan Manuel Santos.

"Buenaventura es la salida al Pacífico, y su comunidad está azotada por las bandas criminales dedicadas al narcotráfico", aseveró la ministra, quien dijo que el Estado, además de en la vertiente militar, trabaja "en los temas sociales porque todas esas cosas pasan por carencia de necesidades básicas de esas comunidades".

Finalmente, cuestionada sobre la convulsa situación en Venezuela, Holguín confirmó que mañana viajará a Caracas, junto a sus homólogos de Brasil y Ecuador y al presidente de la Unión Sudamericana de Naciones (UNASUR), donde intentarán promover el diálogo entre el Gobierno y la oposición.

"Vamos para que el gobierno y la oposición puedan avanzar para poner fin a esta escalada que ha tenido Venezuela y lo que buscamos es la estabilidad en Venezuela. Lo que UNASUR ha querido siempre es que los venezolanos resuelvan la situación entre ellos". "Para Colombia la estabilidad de Venezuela es muy importante", concluyó.