Gobierno renueva compromiso con diálogos de paz pero sin aflojar en lo militar

La orden a los mandos militares es no bajar la guardia.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, envió a las Farc un mensaje de compromiso con las negociaciones de paz, pero con la advertencia de que los mandos militares no bajarán la guardia en su lucha contra los grupos al margen de la ley.

El mandatario dijo que la nueva jerarquía castrense, encabezada por el general Leonardo Barrero, que asumió como comandante de las Fuerzas Militares, y por el general Hugo Acosta, en la jefatura del Estado Mayor Conjunto, "tiene por delante un reto inmenso, el del fin de esta guerra".

"Yo espero que podamos muy pronto decir que esta guerra que hemos librado durante más de 50 años llegará a su fin, en eso estamos", agregó el jefe de Estado en una referencia a los diálogos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que su Gobierno inició en noviembre pasado en Cuba.

Santos, sin embargo, fue claro al recordar a las Farc que cuando acordaron negociar con el Gobierno lo hicieron a sabiendas de que los diálogos se harían en medio de la guerra, sin un cese al fuego, y que esa política se mantendrá porque la nueva cúpula militar seguirá la ofensiva contra todos los grupos ilegales.

"Toda guerra termina con unos acuerdos, en una conversación con el enemigo; espero que podamos terminar esta guerra lo más pronto posible, pero para terminarla es necesario continuar la ofensiva, no bajar la guardia, porque es la forma de finiquitar pronto este conflicto", manifestó.

Santos recordó que el máximo jefe de las Farc, Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko", rechazó esta semana declaraciones suyas y del ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, en el sentido de que sigue siendo "un objetivo de alto valor" militar, porque no contribuyen a los diálogos de paz, y le aclaró al jefe rebelde que esas fueron las condiciones en las que se acordó negociar.

"Yo le digo, esas fueron las condiciones desde el primer día en que iniciamos estos diálogos: No va a haber cese al fuego, no vamos a bajar la guardia sino el día en que firmemos el acuerdo. Yo soy el más interesado en que firmemos un acuerdo lo más pronto posible porque así podremos salvar muchas vidas", agregó el mandatario.

El presidente señaló que las Fuerzas Armadas son un componente esencial en la construcción de la paz porque con los logros militares de los últimos años han contribuido a crear un ambiente propicio para la negociación.

"Si llegamos a la paz es por nuestras Fuerzas Militares y los soldados de la patria que saben que esa paz es su victoria, por eso con los nuevos comandantes tenemos que continuar" la ofensiva, subrayó.