"Lo que hicieron las Farc fue grave, no queremos mezclar política y armas": Gobierno

Sergio Jaramillo calificó de inaceptable que los negociadores figuraran en La Guajira entre la población, acompañados por guerrilleros armados y sin Fuerza Pública, haciendo política.

“Lo que sucedió la semana pasada se salió de todo el esquema previsto para estas visitas. Lo que hicieron las Farc fue grave porque rompe un principio fundamental y es que no queremos mezclar política y armas”, dijo este martes el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, ante unos 70 miembros del Consejo Nacional de Paz.

A cuatro años del primer encuentro que tuvieron las delegaciones del Gobierno de Colombia y las Farc en La Habana, durante la fase exploratoria, Jaramillo dijo que lo que sucedió en La Guajira es inaceptable y no puede verse sólo como un impasse.

Y agregó que “la principal responsabilidad nuestra es la seguridad de la población, de la gente”.

Por último, aseguró que la delegación del Gobierno en La Habana es plenamente consciente de la importancia de que las Farc puedan contarle a su gente lo que sucede en la Mesa de Conversaciones.

“Entendemos que las Farc tienen una enorme necesidad de explicarles a sus hombres y mujeres para dónde va el proceso. El Gobierno no sólo ha estado de acuerdo con eso, sino que le da apoyo a estas operaciones, que por cierto son muy complejas, para que puedan venir a hacer labor de pedagogía a sus hombres. Pero lo que pasó la semana pasada es inaceptable, se salió de todo el esquema para estas visitas”, puntualizó.

El pasado jueves, alias ‘Iván Márquez’, segundo al mando de las Farc, estuvo en El Conejo en el departamento de La Guajira, junto con otros delegados en la mesa de La Habana, entre ellos Jesús Santrich y Joaquín Gómez, de acuerdo con fotografías y videos difundidos en redes sociales.

En las imágenes se los ve vestidos de civil, recorriendo sonrientes junto a guerrilleros armados el lugar, de fuerte influencia de las Farc. También se observa un escenario junto al cual están congregadas varias personas, muchas portando banderas blancas y de Colombia.

Además, se aprecia cómo guerrilleros distribuyen un panfleto en defensa de una asamblea constituyente, que las Farc proponen para refrendar lo pactado en Cuba, y a la cual el gobierno se opone tajantemente.

De inmediato, el Gobierno señaló que las Farc violó las reglas de juego acordadas de no tener trato con la población civil y mucho menos participar con hombres uniformados y armados en un evento público con la comunidad, en la plaza principal de un corregimiento, como ocurrió en El Conejo.

El presidente Juan Manuel Santos suspendió ese mismo jueves las visitas de los negociadores de las Farc a Colombia, que había autorizado el año pasado en el marco del proceso de paz con esta guerrilla en Cuba para acabar con medio siglo de conflicto armado.