La paz está cerca

Este miércoles se anunciaría acuerdo final, tras revisarse los textos acordados. Aún faltan la décima conferencia de las Farc, la convocatoria al plebiscito y la firma de Santos y Timochenko

Tras seis días de trabajo continuo, en lo que se denominó “el cónclave de la paz”, las delegaciones del Gobierno y las Farc habrían cerrado casi en su totalidad las negociaciones en La Habana y en las próximas horas iniciarán la revisión de los textos definitivos para proceder a anunciarlos ante los colombianos. “Se acerca el día… Vamos camino a la paz”, se lee desde anoche en la cuenta oficial en Twitter Equipo Paz Gobierno, que es la de los miembros plenipotenciarios delegados por el presidente Santos en la mesa de conversaciones.

Un mensaje que se suma al que en horas de la mañana expresara en esa misma red social el máximo comandante de las Farc, “Timoleón Jiménez”, quien escribió: “Estamos a las puertas de importantes anuncios que nos acercan al acuerdo final”, y al de “Iván Márquez”, jefe de la delegación de paz de esa guerrillza, quien tuiteó: “Cada vez nos acercamos más a la esperanza de paz y vida digna. Que todo el mundo se suba al tren”.

Fuentes cercanas al proceso explicaron que lo que está a punto de terminar es la negociación y que serán los plenipotenciarios los encargados de firmar el acuerdo final, que como lo ha dicho el mismo jefe de Estado, marca el punto de partida para convocar el plebiscito mientras que para la guerrilla significa avanzar hacia la realización de su décima conferencia, donde debe legitimar ante sus propias tropas el fin del conflicto. En otras palabras, se trata del fin del proceso en Cuba para trasladarse ahora a Colombia, donde se debe  cumplir con la refrendación.

Precisamente, uno de los asuntos pendientes por definir todavía en La Habana es el de la participación de los pueblos negros e indígenas en la implementación de los acuerdos y en el proceso de socialización de lo pactado de cara al plebiscito. Por eso, seis delegados de la Comisión Étnica para la Paz viajaron a Cuba para reunirse hoy con los delegados de la mesa. Sin embargo, antes de viajar, los líderes étnicos expresaron su preocupación por los afanes con que son consultados.

“La historia no entendería que el Gobierno no haya tomado a tiempo las medidas para facilitar la participación de nuestros pueblos a pesar de nuestras demandas, las violaciones desproporcionadas de que hemos y seguimos siendo víctimas, los llamados de la comunidad internacional, las conclusiones de la propia mesa de negociación y la larga historia de exclusión y de racismo a que nuestros pueblos han sido sometidos”, se lee en un comunicado de la Comisión.

Por lo pronto, todo indica que el llamado Día D, es decir,  el acto oficial de firma protocolaria de lo pactado, sería el 23 de septiembre, en un evento público cuya sede en el país aún no se ha definido y que, eso sí,  contará con la presencia de importantes personalidades internacionales, incluyendo los presidentes de los países garantes y facilitadores del proceso y de otros que han respaldado la paz de Colombia.