Piden demoler "Monumento a la paz" por ofender a víctimas de los paras

Iván Cepeda hizo la solicitud mediante un derecho de petición al alcalde de Montería.

El congresista Iván Cepeda pidió la demolición de un monumento en homenaje a los paramilitares erigido en Montería, la capital de Córdoba, departamento agobiado por una creciente actividad de las llamadas bandas emergentes.

Cepeda hizo la solicitud mediante un derecho de petición (recurso constitucional) al alcalde de esa ciudad, Marcos Daniel Pineda.

"Bajo ninguna circunstancia deben existir homenajes públicos a grupos armados causantes de tanta violencia, muerte y dolor en el país", consideró el legislador al informar, en una declaración pública, de la petición a dicha autoridad municipal.

Cepeda hizo mención del llamado "Monumento a la paz", erigido en 1999 frente a una dependencia policial de La Granja, barrio de Montería, y que es una representación de civiles y militares.

El legislador recordó que Carlos Castaño, el desaparecido jefe máximo de las disueltas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), afirmó en un libro autobiográfico que dicha pieza "invita al ciudadano a convertirse en paramilitar".

"La existencia del "Monumento a la paz" ofende a las víctimas de crímenes de lesa humanidad que continúan perpetrando estos grupos en zonas que siguen bajo su control", expresó Cepeda, que aludió al caso de Córdoba, región de origen del primer grupo paramilitar de Carlos Castaño y sus hermanos Fidel y Vicente, también asesinados.

Las AUC se desmovilizaron a mediados de 2006, dentro de un proceso de paz con el Gobierno del ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010), y el lugar de sus frentes en Córdoba ha sido ocupado por nuevos grupos ultraderechistas y narcotraficantes denominados por las fuerzas de seguridad como "bandas criminales".

Las autoridades civiles de Córdoba han denunciado que el año pasado fueron asesinadas en el departamento 575 personas y que, en lo que va de 2001, otras 31 han perdido la vida, siempre a manos de dichas bandas.

Entre las víctimas recientes están Margarita Gómez y Mateo Matamala, estudiantes de Biología de la Universidad bogotana de Los Andes, tiroteados el pasado 4 de enero.

El doble crimen, que causó conmoción, fue cometido en un sector costero despoblado de la localidad caribeña de San Bernardo del Viento, adonde habían viajado en plan de vacaciones.

"¿Cómo explicar a los familiares de los estudiantes Margarita Gómez y Mateo Matamala que en la capital de Córdoba existe un monumento a los paramilitares?", se preguntó Cepeda.

Temas relacionados