Publicidad
Paz 26 Sep 2012 - 8:29 am

Proceso de Paz en Colombia

Pulso de la paz en Twitter

A punta de trinos, el presidente Santos y el jefe de las Farc, alias 'Timochenko', han fijado sus respectivas posiciones en la antesala de los diálogos.

Por: Elespectador.com
  • 51Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/paz/pulso-de-paz-twitter-articulo-377603
    http://tinyurl.com/lcuqm6j
  • 0

Mientras el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Farc avanzan en los preparativos para la instalación de la mesa de diálogos, acto previsto a realizarse en la primera quincena de octubre en Oslo (Noruega), y luego iniciar de lleno las conversaciones de paz en La Habana (Cuba), en la red social de Twitter se libra un pulso entre las partes, que a través de trinos fijan posiciones de cara al proceso.

Por el lado de la Casa de Nariño, a través de su cuenta @JuanManSantos, el primer mandatario se ha dedicado a enviar trinos agradeciendo los apoyos expresados a su cruzada, revelando los nombres de quienes estarán en la mesa de negociación, explicando uno que otro procedimiento y también a defenderse de los cuestionamientos hechos desde algunos sectores políticos, eso sí, cuidándose de hacerlo con nombres propios.

Así, por ejemplo, se han leído mensajes como: “La persona que va a estar a la cabeza de estas negociaciones es el Dr. Humberto de la Calle. El país puede sentirse más que tranquilo”. “La responsabilidad de esta decisión recaerá sobre mis hombros y sobre los de nadie más”. “Agradezco todas las manifestaciones de apoyo”. “Qué nadie nos venga a decir que debilitamos la seguridad, lo único que hemos hecho es reforzarla”. “Churchill decía que no se llega al final del camino si para uno a echarle piedra a cada perro que nos ladra”. “Ojo. Nunca hable con Cano. Simplemente era la persona al otro lado que decidía. Y nadie ha dicho que Cano haya dado el primer paso”.

En cuanto a las Farc, su máximo líder Timoleón Jiménez, alias ‘Timochenko’, en su cuenta @timochenko_farc, ha sido mucho más agresivo, fijando una posición que puede ser considerada radical en la antesala de los diálogos. En este sentido, el lunes pasado escribió: “Santos y generales anuncian pronta baja de 3 miembros del Secretariado. ¿El diálogo es entonces para firmar la rendición? Ayayay”.

Y previamente había dicho: “Los diálogos por la paz tendrán éxito sólo con la participación y reconocimiento de las grandes mayorías. Su agenda debe estar en la Mesa”. “Desde 1964 se traen una ofensiva tras otra. También hoy creen lograr en 6 meses lo que no pudieron ni en los últimos 10 ni en 48 años”. “Confían en repetir otra vez la ejecución de Alfonso Cano. Invitan a dialogar mientras planean el golpe definitivo. Así han sido siempre”. “Conversaremos no por miedo a la muerte, como aseguran en las alturas. Sino por amor a la vida. Por cambios, justicia y patria para todos”.

Es claro que las posturas de uno y otro son bien distantes. Para los analistas, la posición de ‘Timochenko’ de querer mostrarse fuerte es una estrategia que siempre han utilizado cuando de hablar de paz se trata. “Las Farc están midiéndole el aceite al Gobierno”, dice el politólogo Vicente Torrijos. Y el presidente Santos parece así entenderlo. Ekl pasado 6 de septiembre, tras una reunión en Tolemaida con los altos mandos militares y de Policía —en la que les explicó el alcance de los acuerdos con las Farc— el jefe de Estado insistió en que no habrá cese de hostilidades y que a ello sólo se llegará cuando se logren acuerdos concretos de paz.

Previamente, el mandatario había dicho que la intención del Gobierno es dar pasos seguros, consciente de que es más difícil hacer la paz que hacer la guerra. Y también había respondido estratégicamente a las dudas por los conceptos de los voceros de la guerrilla: “Cuando lleguemos a la mesa es cuando realmente se verá si hay la verdadera voluntad, y yo espero que así sea”.

Relacionados

  • 30
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio