Publicidad
Paz 21 Nov 2012 - 12:04 am

“Avanzamos a buen ritmo y por buen camino”: Farc

Tregua no es punto de discusión en la mesa de diálogos de paz

Primeros encuentros han sido cordiales, pero fríos. El Gobierno insiste en centrarse en los cinco puntos de la agenda acordada; la guerrilla, en la participación de la sociedad civil.

Por: Gloria Castrillón / Enviada especial a La Habana
  • 51Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/paz/tregua-no-punto-de-discusion-mesa-de-dialogos-de-paz-articulo-388222
    http://tinyurl.com/b39kgdl
  • 0
Primera foto conocida del encuentro del lunes pasado en La Habana, entre los delegados del Gobierno y de las Farc. / Ómar Nieto Remolina

El tema del cese de operaciones militares ofensivas por parte de las Farc no se ha tocado en la mesa durante los dos días de sesiones. Como estaba previsto, los delegados del gobierno de Juan Manuel Santos se mantuvieron en su posición de hablar de lo agrario, primer punto de la agenda pactada a tratar en La Habana, negándose a hablar de la decisión unilateral de la guerrilla anunciada el lunes.

Los dos encuentros han sido cordiales, pero fríos. Sin embargo, según conoció El Espectador, el anuncio sorpresivo del jefe de la delegación guerrillera, Iván Márquez, de ordenarles a sus frentes en Colombia que paren las acciones ofensivas y el sabotaje contra la infraestructura pública o privada, desde ayer y hasta el 20 de enero de 2013, generó tensiones, sobre todo durante la sesión inaugural.

Márquez, como cabeza negociadora y segundo al mando de las Farc, tomó el lunes la vocería y leyó el comunicado titulado “Abriendo senderos hacia la paz”, en el que anunciaba la determinación de tregua por parte del Secretariado. Los delegados del Gobierno, que ya se habían enterado por sus teléfonos del anuncio, escucharon en silencio e incluso bajaron los bolígrafos, dejando claro que ese no era un tema a discutir.

Humberto de la Calle, jefe del equipo gubernamental, fue tajante en su posición de que no hablarán de ese ni de ningún otro tema que esté por fuera de la agenda, como el de la participación ciudadana, en el que insisten las Farc. La primera sesión terminó hacia las 2:20 de la tarde, con la discusión de generalidades y ajustes metodológicos. Las dos delegaciones trabajaron hasta muy tarde el lunes y ayer madrugaron a seguir preparándose para entrar, por fin, en materia: el tema agrario.

Ayer, el equipo de voceros del Gobierno fue el primero en llegar al Palacio de las Convenciones de La Habana. De la Calle, Sergio Jaramillo, Frank Pearl, Luis Carlos Villegas, Jorge Enrique Mora y Alejandro Éder entraron a las 8:20 de la mañana. Dos minutos después lo hizo el grupo de las Farc, que en esta ocasión llegó sin el dummy de Simón Trinidad y sin gorras ni boinas propias de la vestimenta guerrillera.

Ante la presión de la prensa, que en esta ocasión fue menos numerosa que el lunes, Jesús Santrich se devolvió y utilizó un atril, dispuesto por las autoridades cubanas, para lanzar una breve declaración a manera de arenga: “Con un viva a las Farc, Ejército del Pueblo, con la convicción absoluta de que el pueblo colombiano vencerá, les decimos que vamos avanzando a buen ritmo y por buen camino, esperando que la participación del pueblo sea plena en este proceso de construcción de la paz”.

Las palabras de Santrich, uno de los hombres más cercanos a Iván Márquez, dejan ver que el tema de la participación ciudadana sigue siendo prioridad para la guerrilla, a pesar de la insistencia del Gobierno de entrar primero en la discusión juiciosa y ordenada de la agenda temática.

Respecto al cese de las operaciones militares de ataque, es claro que las Farc están a la ofensiva en materia política y que con este anuncio dejan claro cuál es el campo en el que quieren hablar y ser escuchadas. Buscan un reconocimiento internacional, mandando el mensaje de que escuchan “el clamor nacional”, pues reaccionaron a un pedido de Colombianos y Colombianas por la Paz. Y los términos usados en el comunicado muestran que están hablando en el lenguaje técnico del Derecho Internacional Humanitario.

Esto va a unido a su insistencia en la participación de la sociedad civil en la mesa, algo que sigue enredando el caminado del Gobierno, y que están enfocadas en hacer política y mostrarse como líderes de una gran masa a la que supuestamente representan. Sin embargo, el anuncio de tregua implica riesgos para las Farc. Es una enorme responsabilidad para el mando dar una orden de este tipo, pues ahora tiene que demostrar que controla a todas las tropas. Y también pone a prueba los sistemas de comunicación, que se sabe son lentos y volvieron a los correos humanos ante las operaciones de inteligencia de la Fuerza Pública.

Lo que se desprende de lo sucedido en estos dos días de negociaciones —que han sido más de tanteo— es que en la mesa se viene dando un pulso de igual a igual, con el Gobierno intentando meter de cabeza a las Farc en la discusión de la agenda y la guerrilla tratando de zafarse y de introducir otros temas. Es decir, el Gobierno buscando resultados prontos y las Farc jugando con esa presión.

  • 0
  • 30
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • "Rock 'n' roll star", canción de Oasis
  • El niño que quiere ser como Fidel Castro
  • La 'pinta' de Barack Obama que es blanco de críticas

Lo más compartido

  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
  • El 'Ice Bucket Challenge' sólo ha generado en Colombia $50 mil
  • Opinión Ago 20 - 10:00 pm

    Vaginal

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio