Vicepresidente verifica avances de sustitución de cultivos en el Meta

Óscar Naranjo visitó plantaciones de cítricos y aguacates que se han implementado en zonas en las que anteriormente había coca.

Óscar Naranjo, vicepresidente de la República. Vicepresidencia

El vicepresidente Óscar Naranjo se desplazó este sábado hasta las veredas El Diviso y La Primavera, en el municipio de La Uribe, Meta, para verificar personalmente los avances del programa de sustitución de cultivos en esa región.

Además de hablar con los habitantes de esas poblaciones, Naranjo recorrió varias plantaciones de cítricos y aguacate que reemplazaron los anteriores cultivos de coca.

“Hemos recibido aquí, por primera vez sin conflicto, la certificación, el testimonio directo de que avanzamos a un país libre de violencia y libre de cultivos ilícitos”, aseguró el vicepresidente.

De acuerdo con información de la Vicepresidencia, en La Uribe hay 397 familias inscritas en el programa de sustitución voluntaria de cultivos y ya han recibido el primer pago con el que también han empezado a reemplazar la coca por cultivos legales.

“Estamos hoy constatando cómo en las veredas El Diviso y La Primavera 328 hectáreas serán sustituidas con el concurso de las familias que han firmado ya los acuerdos y que avanzan hacia la economía legal”, señaló Naranjo.

En julio pasado, el vicepresidente anunció que la meta del Gobierno es erradicar unas 100.000 hectáreas de cultivos ilícitos en 2017, con el objetivo de quebrar la tendencia de crecimiento de estos en los últimos años. (Lea: Gobierno espera erradicar 100.000 hectáreas de cultivos ilícitos en 2017)

“Vamos a enfrentar a los narcotraficantes y nos hemos propuesto para 2017 erradicar de manera forzosa 50.000 hectáreas y avanzar en la sustitución de otras 50.000 a través de acuerdos voluntarios con las comunidades”, señaló el vicepresidente en esa ocasión.

Días después de esa declaración, el informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), confirmó el aumento de cultivos ilícitos al señalar que el incremento en 2016 había sido del 52 %, pasando de 96.000 a 146.000 hectáreas.

Según el informe, las zonas en donde hubo un mayor crecimiento de cultivos ilícitos fueron las fronterizas, especialmente, en Nariño, Putumayo y Norte de Santander.