Publicidad
Paz 18 Ene 2013 - 11:00 pm

Mañana se cumple el plazo de las Farc

Lo que viene después de la tregua

El decomiso de explosivos en Bogotá y las denuncias sobre rearme en Ecuador coinciden con la tesis de que esa guerrilla quiere valorizar su alto el fuego. ¿Qué tanto lo cumplió?

Por: Redacción Política
  • 217Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/paz/viene-despues-de-tregua-articulo-397446
    http://tinyurl.com/a7w688c
  • 0
Cauca, Catatumbo y Antioquia fueron las zonas donde el cese de hostilidades de las Farc no se cumplió./ Archivo

En medio de denuncias sobre el aumento de la compra de armas por parte de las Farc en la zona fronteriza con Ecuador y la incautación de 250 kilogramos de explosivo anfo y granadas en una zona cercana a Bogotá —que según el director de la Policía, general José Roberto León Riaño, iban a ser utilizados en atentados terroristas contra la escuela de la institución en el sector de Venecia y la Escuela Militar, además del municipio de Sibaté—, este domingo termina la tregua de 60 días decretada unilateralmente por esa guerrilla en sus acciones ofensivas contra la Fuerza Pública y la infraestructura en el país.

Las alertas en el Gobierno y las Fuerzas Militares están encendidas. Informes de inteligencia advierten sobre una posible escalada de ataques de las Farc, una vez concluya el cese de hostilidades. Al mismo tiempo, los dos meses de tregua han servido también para analizar la situación interna que vive en la actualidad la guerrilla, de cara al proceso de paz que se adelanta en La Habana. Y una primera realidad es que si bien hubo disminución significativa de ataques, nunca hubo tregua como tal.

Según un informe de las Fuerzas Militares conocido por El Espectador, hubo frentes de las Farc que no acataron las órdenes que se dieron desde la mesa de negociación argumentando, por ejemplo, que “no nos llegó la orden” o “no sabíamos”. Entre el 20 de noviembre del año pasado y el 17 de enero de 2013 se registraron un total de 52 acciones de la guerrilla, siendo las zonas del Cauca, Antioquia y Catatumbo las más afectadas. Y sobre los episodios con artefactos explosivos, no se sabe si estaban puestos desde antes o si se pusieron durante la tregua con el fin de afectar a las tropas.

En un artículo para la revista Semana, el exguerrillero Yesid Arteta señala que el equipo negociador del Gobierno puede sacar algunas lecciones de esta tregua unilateral fijada por las Farc: “En otras palabras, partir de realidades y no de meros deseos o fantasías. Y la primera realidad es que las Farc demostraron que tienen capacidad de cumplir, amén de que su jefatura probó mando y obediencia en todas sus estructuras y escalones”, expresó.

Sin embargo, las Fuerzas Militares tiene una lectura diferente en cuanto a esa unidad de mando en la guerrilla. Lo que se cree es que los hechos de violencia durante el período de cese de hostilidades demuestran que los bloques Sur y Occidental de las Farc no acataron la orden y que eso hace evidente que ni Timochenko ni Iván Márquez tienen control completo sobre sus hombres. En cambio, los frentes que si obedecieron fueron el Caribe, el del Magdalena Medio (influido por Timochenko) y el Oriental (que es casi el 50% de las Farc).

En las Fuerzas Militares y en el mismo Gobierno se teme que la estrategia de la guerrilla sea ejercer presión en la mesa de negociaciones que se adelanta en Cuba a través de más ataques, buscando con ello adquirir más peso como negociadores e incluso ejercer una especie de chantaje diciendo que es culpa del Gobierno por no aceptar una tregua bilateral. Palabras más palabras menos, enviarle el mensaje al país de que el cese de hostilidades bilateral es absolutamente necesario. Por inteligencia se sabe que en los últimos 60 días las Farc se han reagrupado y han adquirido explosivos.

En este sentido, el analista experto en seguridad Armando Borrero es de los que consideran que a pesar de las críticas contra el Gobierno, existen elementos benéficos de no insistir en la concreción de un cese de hostilidades. “Una tregua con las Farc es sumamente difícil de poner en práctica y de verificar por ser este un conflicto de carácter irregular y porque una de las consecuencias perversas de este tipo de situaciones es que la guerrilla la utiliza para rearmarse y fortalecerse, como ocurrió en el Caguán. Es claro que cuando las partes se sienten más fuertes, el proceso de paz está en peligro”, advirtió.

Sin embargo, hay otros como el representante Iván Cepeda, copresidente de la Comisión de Paz de la Cámara, que creen que el cese unilateral de hostilidades decretado por las Farc ha sido de todas maneras un gesto de buena voluntad que implicó una disminución evidente de las acciones violentas por parte de la guerrilla. El congresista invitó a que la insurgencia considere prolongar la tregua y que el gobierno de Juan Manuel Santos tome una decisión similar. “Además de las Farc, durante este tiempo ha sido evidente la disminución de las acciones militares de las estructuras neoparamilitares. Sin duda la tregua ha tenido unos efectos benéficos que evidencian lo positivo de encaminar acciones para el des escalonamiento del conflicto”, enfatizó Cepeda. Por ahora, todo indica que el Gobierno no está dispuesto a jalarle a treguas, mientras no haya resultados concretos en la mesa de diálogo en La Habana.

Relacionados

  • 0
  • 93
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Los exjefes 'paras’ que 'imploran' estar en la mesa de La Habana

Lo más compartido

  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
  • El 'Ice Bucket Challenge' sólo ha generado en Colombia $50 mil
  • Opinión Ago 20 - 10:00 pm

    Vaginal

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio