Advierten riesgos en procesos de 'falsos positivos' con cambio a fuero militar

Mientras el ministro Juan C. Pinzón defiende la iniciativa, dentro de la unidad nacional aseguran que en Colombia no existe el delito de ejecución extrajudicial.

Una nueva alerta surgió al interior de la propia mesa de unidad nacional, sobre el alcance del nuevo fuero penal militar que fue aprobado en último debate por la plenaria del Senado el martes en la noche. (Lea más del proyecto aprobado).

El senador Armando Benedetti Villaneda no ocultó su preocupación frente al riesgo latente para los 1.500 procesos por ‘falsos positivos’ que están en la justicia ordinaria.

Según él, en Colombia no está tipificado el delito de ejecuciones extrajudiciales, el cual fue incluido en la reforma constitucional, poniendo en riesgo las investigaciones en curso.

“No estoy satisfecho con la aprobación del proyecto, yo pretendía que los falsos positivos fueran juzgados en la justicia penal ordinaria y aplazar la vigencia de la norma mientras se tipificaba el delito de las ejecuciones extrajudiciales. Confío en la buena fe del Gobierno y espero que todo se haga de la mejor manera”, aseguró.

En respuesta al legislador atlanticense, su homólogo Juan Carlos Vélez Uribe, dijo que se mantendrán los procesos por ejecuciones extrajudiciales en la justicia ordinaria.

“La Fiscalía continuará adelantando los procesos en los casos de ‘falsos positivos’. Confío en que la Fiscalía haga buen trabajo”, señaló.

Señaló que lo único que hizo el Congreso fue fortalecer el fuero militar, tal y como lo tienen países como Ecuador y Venezuela.

Sobre las primeras pruebas de los casos, manifestó que esa actividad de policía judicial le corresponderá al CTI de la Fiscalía.

Del tema, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dijo que la iniciativa establece que habrá “seguridad jurídica pero sin impunidad”.

“El proyecto no traerá impunidad porque esa es la voluntad del presidente Juan Manuel Santos (…) no es cierto que se vaya abrir alguna ventana a la impunidad”, recalcó.

“Es la Fuerza Pública la primera defensora de los Derechos Humanos en el país. Los uniformados son los únicos que juran entregar su vida en defensa de lo que está plasmado en la Constitución”, insistió Pinzón.