Alta Comisionada para DD.HH. de la ONU comienza visita a Colombia

Se reunirá con Juan Manuel Santos y representantes del Estado.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay./ AFP
La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay./ AFP

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, comenzó este martes su visita de cuatro días a Colombia durante la cual se reunirá con el presidente Juan Manuel Santos y con otros representantes del Estado y miembros de la sociedad civil.

El propósito de la visita de Pillay, cuya agenda no ha trascendido al detalle, es verificar la situación humanitaria colombiana, en un momento en el que abundan las protestas populares mientras el Gobierno y las Farc negocian en La Habana cómo ponerle fin al conflicto armado interno.

Pillay se entrevistará con el presidente Santos y con el vicepresidente Angelino Garzón, así como con otros ministros y altos funcionarios del Ejecutivo.

También se reunirá con el fiscal General, Eduardo Montealegre; el procurador (titular del Ministerio Público), Alejandro Ordóñez; y con el Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora; así como con representantes de la sociedad civil y funcionarios del sistema de las Naciones Unidas en Colombia.

La Alta Comisionada visitará también el municipio de Santander de Quilichao, en el convulso departamento del Cauca, donde está previsto que dialogue con las autoridades indígenas, afrodescendientes y campesinas que conviven en el territorio, expuesto además a los rigores del conflicto.

Pillay expondrá las conclusiones de su visita sobre asuntos como la lucha contra la impunidad, los derechos de las víctimas, la discriminación, los derechos de la mujer y la situación de los activistas en una rueda de prensa que dará el próximo viernes en el Centro de Memoria y Reconciliación de Bogotá.

La visita de la jurista sudafricana responde a una invitación del Gobierno de Colombia y se enmarca en un momento en el que la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos en el país, representada por Todd Howland, ha cuestionado la respuesta de la fuerza pública durante las protestas campesinas del Catatumbo.

En esas protestas, que según las autoridades están infiltradas por grupos armados ilegales, han muerto cuatro campesinos y resultado heridas decenas de personas, entre civiles y policías.

La ONU consideró que ha habido un uso excesivo de la fuerza mientras que el Gobierno tildó de "irresponsables" las denuncias de los organismos.