Álvaro Uribe pide investigar presuntas presiones para acusarlo por ‘chuzadas’

Dijo que desde la Corte Suprema de Justicia y personas de “anteriores fiscalías” están ofreciendo beneficios al exdirector del DAS, Jorge Noguera, para que involucre al expresidente en los procesos sobre interceptaciones ilegales.

El expresidente Álvaro Uribe podría ser investigado por este caso en la Comisión de Acusación. Archivo

La discusión en torno a la condena que emitió la Corte Suprema de Justicia en contra del exdirector del desaparecido Departamento Administrativo de Seguridad, Jorge Noguera Cotes, parece abrirse cada vez más paso. Esta vez, porque luego de que el alto tribunal señalara a Noguera de haber ordenado chuzadas y seguimientos ilegales entre 2002 y 2005, el expresidente Álvaro Uribe salió a dar nuevas declaraciones en torno a los polémicos hechos. (Lea: Condenan por chuzadas a Jorge Noguera Cotes)

Desde el Congreso, el hoy senador del Centro Democrático y jefe de Estado cuando ocurrieron los episodios del DAS, advirtió que desde la propia Corte se estaría ejerciendo presión para buscar declaraciones en su contra, en medio de este proceso. “Debería investigarse por qué personas, en nombre de la Corte Suprema y de anteriores fiscalías, han aproximado al Dr. Noguera a ofrecerle beneficios a cambio de que me acuse como autor de órdenes ilegales”, dijo el expresidente Uribe.

En el mismo sentido, reiteró que no tienen cabida los señalamientos que ha hecho en su contra el representante del Polo Democrático, Alirio Uribe; ni la periodista Claudia Julieta Duque, tras afirmar que las menciones que hizo sobre ellos ocurrieron, según dijo, después de dejar la Presidencia de Colombia y que las hizo públicamente, en las redes sociales.

“No entiendo cómo me acusan ellos de que por esas referencias yo ordené las pruebas para que se interceptaran. Unas referencias que hago después de ser presidente cuando ninguna injerencia tenía en el Gobierno y menos en este tipo de autoridades”, añadió el hoy senador Uribe. Y señaló que el subdirector del DAS de entonces, José Miguel Narváez –quien ha dicho ante las autoridades judiciales que fue por orden directa de la Casa de Nariño que se hacían las interceptaciones ilegales-, fue declarado insubsistente por recomendación del propio Noguera. “Mi orden general era actuar contra la criminalidad y de acuerdo con la ley”, dijo Uribe.

También habló del caso de la excongresista Piedad Córdoba, y explicó que lo que hizo en su momento fue indagar por las acusaciones en su contra, según palabras del expresidente, hechas por ella en México, referentes a un crimen de Estado contra un integrante de su equipo de seguridad. “Ninguna ilegalidad se constituye por estas preguntas, menos cuando nada ilegal sugerí”, aclaró el exmandatario.

Finalmente, dijo ante la plenaria del Senado que, pese a suscitar debates públicos por cuenta del cargo que ejerció durante 8 años como presidente de Colombia, “afronto directa y públicamente estos temas. No necesito, ni es de mi temperamento, ni mi manera de actuar apelar a interceptaciones, menos ilegales”, puntualizó.