Amenaza de disidencia de las Farc a medios de comunicación

A través de un comunicado el Frente 1° Armando Ríos aseguró que está más fuerte que nunca y que sus objetivos militares son claros.

Un comunicado fechado el 15 de mayo generó alerta en varias comunidades del oriente colombiano. La misiva, firmada por el frente 1° Armando Ríos de las Farc que se declaró en disidencia del proceso de paz de La Habana, iba dirigida a los habitantes de los departamentos de Guaviare, Meta, Vaupés, Vichada y Caquetá  y en ella se les confirmaba que la guerra continúa. "Es para nosotros un deber confirmarles que como se ha venido dando cuenta la guerra continúa, los actos militares que se han estado realizando han sido para recordarles a todos aquellos que sacan provecho de estos departamentos que ustedes también hacen parte de esta guerra y por lo tanto es su deber colaborar con esta causa".

En el texto el frente disidente dejó claro que su estructura está fortalecida y que los objetivos militares están claros por lo que advirtieron a la comunidad que "no se entrometan ya que estos objetivos se cumplen sin importar las consecuencias, así que si no quieren salir lastimados conserven su distancia, cuiden sus palabras y cierren sus ojos, ya que si rumoran haber visto algo serán declarados objetivos militares".

La amenaza no paró ahí y aunque el grupo ilegal señaló que la guerra no es contra la población civil también dejó muy claro que no deben entrometerse e incluso que tampoco deben permitir presencia militar pues pueden correr riesgos.

El llamado al orden también incluyó a líderes políticos y medios de comunicación: "Aquellos políticos y medios de comunicación que quieren ganar popularidad diciendo lo que no deben e incitando a la comunidad a revelarse en nuestra contra, cuiden sus palabras o serán declarados objetivo militar", concluyó el comunicado.