Publicidad
Política 4 Abr 2013 - 9:59 am

La propuesta de la exsenadora Piedad Córdoba

Ampliar periodo de presidencia, una idea que ya estuvo sobre la mesa

Piedad Córdoba dice que sería para quitarle presión al proceso de paz y a la discusión de los problemas estructurales del país. En el reciente pasado ya se puso sobre la mesa.

Por: Hugo García Segura
  • 214Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/politica/ampliar-periodo-de-presidencia-una-idea-ya-estuvo-sobre-articulo-413996
    http://tinyurl.com/c4yyww5
  • 0
  • 125
insertar
Piedad Córdoba. /EFE

El tema es recurrente casi que cada cuatro años: que el presidente de turno tenga oportunidad de quedarse más tiempo en el poder para concluir su obra. Hoy, cuando el presidente Juan Manuel Santos navega por aguas caudalosas por cuenta de las críticas contra el proceso de paz que adelanta con las Farc en La Habana, es la exsenadora liberal Piedad Córdoba quien habla de ampliarle el período, y también al Congreso, para que se finiquiten los acuerdos con esa guerrilla.

Todo apunta, según la excongresista, a quitar la presión que hoy existe en torno al jefe de Estado, que según algunos analistas, críticos y especuladores, está esperando los avances que se den en la mesa de diálogos para decidir si busca o no su continuidad por cuatro años más en la Casa de Nariño.

"Puede que el presidente no esté pensando en la reelección, pero en el imaginario de mucha gente se está creyendo que es así, cuando aquí lo que se está buscando es la paz (…) no pensemos en la reelección, sino que más bien ampliemos el periodo presidencial a dos años más, que se quede el mismo Congreso que está, y que se avance en la discusión estructural de la solución de los problemas que tiene este país", explicó Piedad Córdoba.

Y agregó: "Sí uno parte de la base de que el problema del conflicto tiene causas objetivas como la miseria, la pobreza, la falta de educación, del derecho a la salud, de vivienda, de empleo, tiene que tener claro que esto no se despacha como motilando locos. A mí me parece que inclusive el tiempo que se requiere tiene que posibilitar y ampliarse para que la sociedad civil en general, el constituyente primario, pueda participar. En ese orden de ideas yo creo que se está trabajando contra el tiempo".

Una idea que va y vuelve a lo largo de los últimos años. Por ejemplo, en plenos hervores de la Asamblea Nacional Constituyente de 1991 se hizo correr el rumor de la posibilidad de que el entonces presidente, César Gaviria Trujillo, se mantuviera en la primera magistratura del Estado por un período más, con el aval de la naciente Constitución. Sin embargo, Gaviria mandó a decir que no estaba interesado y el episodio quedó en el olvido.

Hasta que en julio de 1999, el entonces presidente del Directorio Nacional Conservador y vicepresidente del Senado, Ciro Ramírez, lo desempolvó y propuso que debería prorrogarse el mandato del presidente Andrés Pastrana Arango, para que pudiera concretar los acuerdos de paz con las Farc en la desmilitarizada zona de despeje del Caguán. Incluso presentó un proyecto de acto legislativo que buscaba eliminar la prohibición existente en la Constitución del 91 para la reelección del jefe de Estado.

"Si el presidente Pastrana recupera su imagen ante el país y termina haciendo un buen gobierno, podría presentar su nombre a una reelección por cuatro años más, a partir del 2002", dijo en su momento Ramírez, cuya iniciativa buscaba además extender el período de gobernadores, alcaldes, diputados y concejales y que, quienes al igual que al presidente de la República, también podrían presentar sus nombre al período inmediatamente siguiente.

El proyecto no pasó en el Congreso. El proceso de paz del Caguán fracasó y Pastrana terminó sus cuatro años de gobierno con una de las favorabilidades más bajas para mandatario alguno durante los últimos lustros. Llegó luego Álvaro Uribe Vélez con su lema de "mano firme, corazón grande" y su política de seguridad democrática que enamoró a los colombianos. Y claro, saltaron las propuestas. Noemí Sanín, quien oficiaba como embajadora en España, puso la 'cascarita' hablando por primera vez de su reelección, y la idea comenzó a crecer como bola de nieve cuesta abajo en el país político.

Más allá de las polémicas y los enredos jurídicos sobre la manera como se aprobó la reforma constitucional -de un simple articulito, dijeron- Uribe fue reelegido en 2006 con la misma teoría de que se necesitaba más tiempo para terminar su trabajo. Cuatro años que no fueron suficientes pues buscó una segunda reelección, pero no pudo alinear a todas las fuerzas políticas a su lado y tuvo que cederle el puesto a Juan Manuel Santos, del que hoy se ha convertido en su más enconado opositor.

Y Santos se metió de lleno en un proceso de negociación con las Farc, esta vez en el exterior, que tiene trinando a más de uno, sobre todo a Uribe y a Pastrana. Sólo que esos críticos ligan esos diálogos con una eventual campaña reeleccionista del primer mandatario, que es lo que precisamente Piedad Córdoba quiere desempantanar, poniendo sobre la mesa una prorroga que le permita desligar dicho proceso de su posible continuidad en el poder.

Frente a esto, ya hay quienes hilan delgado y dicen que se trata de una estrategia para cerrarle el paso a Uribe en sus intenciones de tener en 2014 lista propia al Senado de la República y candidato presidencial. Piedad Córdoba, por su parte, responde que es "para que se deje de hablar entre la clase política y los círculos de opinión de la reelección". Falta ver si la idea tiene acogida…

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 125
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio