José Obdulio Gaviria se declara víctima de un complot político

Dice que los procesos en su contra son calumniosos y que van por Uribe.

El ex asesor presidencial y principal abanderado del Uribismo dijo que los procesos en su contra, entre los que se encuentra principalmente la investigación sobre su posible responsabilidad en el tema de las chuzadas, son un complot político.

Sin embargo dijo que el objetivo principal no es él, sino el ex presidente Álvaro Uribe y el ex vicepresidente Francisco Santos. "Yo soy un pobre espelucado; los verdaderos objetivo son ellos", señaló.

En una extensa entrevista con la emisora la W Radio, Gaviria negó "participar en reuniones en que se estuvieran fraguando delitos". Las conversaciones que tuve yo con el señor Lagos ( el capitán (r) Jorge Alberto Lagos. ex subdirector de contrainteligencia del DAS) fue una fue sobre mi libro y otra en la que coincidimos en la oficina de César Mauricio Velasquez, quien lo recibió en sus funciones de asesor de prensa.

Gaviria no quiso decir quién cree que está detrás del supuesto complot y les dejó el "encargo" a los periodistas de esa emisora para que lo investiguen, pues considera que la justicia no ayudará, pues dice él "toda intervención mía es considerada como un concierto para delinquir".

Lagos se convirtió en el primer condenado por las chuzadas del DAS, luego de que el Tribunal Superior de Bogotá, avalara en su totalidad el preacuerdo de colaboración firmado entre la Fiscalía y el ex funcionario.

En Septiembre pasado Gaviria escribió una columna en el diario El tiempo en la que se refiere al tema del capitan (r) Lagos y señala que "Como la consigna era deslegitimar al régimen, como había que demostrar que en Colombia las Farc hacen una guerra justa (por motivos altruistas dicen los escarramanes de la Justicia), quisieron hacer otro montaje creíble: se inventaron las chuzadas del DAS, para pintarnos como una dictadura atrabiliaria, merecedora de que los sabios y justos se declaren en rebelión.

"Como buenos nazis, hasta escogieron su polaco: ¡Yo! Y quisieron armarme un buen tole. Esparcieron el rumor de que había un Montesinos que ordenaba las tales grabaciones. Yo, que no me intereso por lo que han publicado, publican y publicarán (según amenazas que me hacen llegar a diario), dizque ordenando oír las cosas que dicen en privado. Ahí me va dando la razón la vida. Desde el principio dije -y sabía por qué lo decía- que todo era un gran montaje", puntualizó en la mencionada columna.