Santos no tramitará acuerdo militar con EE.UU. en Congreso: parlamentaria

Alexandra Moreno afirmó que cada día se tiene "mucho menos" apoyo de Estados Unidos y no tiene sentido seguir con las mismas políticas.

El presidente Juan Manuel Santos, no tiene previsto tramitar ante el Congreso el acuerdo militar que permite a soldados de Estados Unidos usar bases en el país suramericano, aseguró la vicepresidenta del Senado, Alexandra Moreno.

En declaraciones a Efe, la legisladora adelantó que el mandatario ha manifestado a los congresistas que ese polémico acuerdo "lo va dejar quieto, no lo va a plantear" ante el Congreso después de que la Corte Constitucional lo dejara sin vigencia en agosto pasado.

Ese tribunal, en su fallo, señaló que el acuerdo firmado entre Colombia y Estados Unidos en octubre de 2009 no surtió los trámites propios de un tratado internacional por los cuales debía ser aprobado por el Congreso.

"El presidente nos ha manifestado que no lo va tramitar en el Congreso, que lo va dejar quieto y nosotros esperamos que siga esa política porque ya el debate sería en otro sentido en el Congreso, muy distinto al que se hizo inicialmente de si era o no era procedente hacer un acuerdo", según Moreno.

La congresista, integrante de la Comisión Segunda del Senado, encargada de las relaciones internacionales, subrayó que ese tipo de acuerdos "no han dado el resultado" esperado y si se revisan en su conjunto "no compensan definitivamente con los esfuerzos que ha hecho Colombia" en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

"El acuerdo se cayó desde el momento en que la Corte Constitucional dijo que había que tramitarse obligatoriamente por el Congreso y eso no se ha hecho, así que no hay acuerdo de cooperación militar en esos términos en este momento", indicó.

Moreno afirmó que cada día se tiene "mucho menos" apoyo de Estados Unidos y no tiene sentido seguir con las mismas políticas cuando esa ayuda "está en detrimento".

Como ejemplo puso la reducción de los fondos que Washington otorga al Plan Colombia, una de las principales estrategias contra el narcotráfico que ha permitido en la última década grandes avances en la lucha contra el narcotráfico y las guerrilla.

"Hay un giro de 180 grados del presidente Santos y la prioridad ya no va ser la guerra, el conflicto y el tema militar; creo que Colombia va a esforzarse por los temas ambientales, por los temas humanos, por la competitividad del país", destacó.

A mediados de agosto la Corte Constitucional dejó sin vigencia el controvertido convenio militar.

El llamado "Acuerdo complementario para la cooperación y asistencia técnica en defensa y seguridad entre los gobiernos de Colombia y los Estados Unidos de América" permitía que tropas y contratistas norteamericanos tuvieran acceso a por lo menos siete bases de este país andino y a aeropuertos civiles.

El eje era la base aérea de Palanquero, considerada estratégica por su ubicación en el centro de Colombia y para cuya ampliación Washington había asignado un total de 46 millones de dólares.

Este tratado había sido defendido por el Gobierno del ahora ex presidente colombiano Álvaro Uribe como complementario de uno en vigor desde 1974, lo que fue rechazado por la Corte Constitucional, que consideró que se trata de un instrumento nuevo e integral.

Uribe lo firmó y estuvo dispuesto a ponerlo en marcha sin previo trámite parlamentario.

Temas relacionados