En marco para paz, piden exigir acabar con reclutamiento de menores

En 23 de los 32 departamentos del país se conoce de este atroz delito.

Este jueves ad portas de la votación en último debate de la reforma constitucional de marco legal para la paz, la senadora Gilma Jiménez condicionó su voto positivo.

La legisladora, reconocida por su defensa de los derechos de los menores de edad, dijo que dentro de los avances del proyecto, de manera inmediata los grupos armados ilegales que se sometan al alcance del acto legislativo, deben dejar en libertad a todos los niños y niñas que tienen reclutados y que son utilizados para la guerra.

A juicio de la senadora, por ningún motivo los niños y niñas utilizados y secuestrados por esos grupos, deben permanecer ni un minuto más en medio de la selva y de un guerra que no les pertenece. 

"Esos menores deben entrar inmediatamente a procesos especiales de justicia, verdad y reparación así como a un tratamiento integral para su reincorporación a la sociedad civil con todas las garantías para rehacer su vida normal y familiar", sostuvo.

En el Informe del secretario de las Naciones Unidad sobre reclutamiento en Colombia (2012), se menciona que entre las condiciones que ha dicho el presidente Juan Manuel Santos para un eventual proceso de paz, se encuentran las de dejar en libertad a todos los secuestrados, abandonar el reclutamiento de niños y dejar libres a los menores que integran sus filas, entre otras acciones. 

Según el reporte de Naciones Unidas, en los últimos años se han verificado más de 343 casos de reclutamiento y utilización de niños.

Este atroz delito se ha dado en 23 de los 32 departamentos del país. Sin embargo, en otras informaciones de Organizaciones No Gubernamentales se habla de más de diez mil niños reclutados por grupos armados ilegales en Colombia.