Con Chiquita Brands se abre la 'paraeconomía'

Así lo consideran los líderes de las organizaciones que representan a las víctimas de los paramilitares, luego de que la Fiscalía reabriera el proceso contra esa compañía.

Luego de que la Fiscalía General de la Nación decidiera reabrir el proceso contra la multinacional Chiquita Brands por presuntos vínculos con grupos de autodefensas, las víctimas del conflicto consideran que así se abrió formalmente el capítulo de la ‘paraeconomía’.

Carmen Palencia, directora de la asociación de Víctimas para la Restitución de Tierras y Bienes del Urabá, dijo que este es el primer paso para que realmente se haga justicia en Colombia.

Ahora sí se va a destapar el tema de paraeconomía, tema que fue el que originó el baño de sangre en Colombia desde 1987”, señaló en diálogo con Blu Radio.

Recordó que fueron empresarios, comerciantes y ganaderos los que estuvieron vinculados con los grupos paramilitares, financiando a esos mismos ‘ejércitos’ de extrema derecha.

Sobre el tema, citó la revelación de Raúl Hasbún, alias ‘Pedro Bonito’, quien indicó en versión libre ante un fiscal de Justicia y Paz que 63 empresarios financiaron a los grupos paramilitares.

De Chiquita Brands se presume que financió a los grupos paramilitares aportando tres centavos de dólar por cada caja de banano que exportaba.