'No nos estamos llenando de privilegios'

Según el comandante de las FF.MM., el fuero militar atenta contra intereses políticos y económicos de algunas organizaciones.

El general Alejandro Navas, comandante de las Fuerza Militares.
El general Alejandro Navas, comandante de las Fuerza Militares.

Las críticas a la aprobación en el Congreso de la reforma a la justicia penal militar no cesan y ya se habla de demandas en el país y hasta en el exterior. En entrevista con El Espectador, el general Alejandro Navas, comandante de las Fuerzas Militares, responde a los cuestionamientos y dice que el fuero militar atenta contra intereses políticos y económicos de algunas organizaciones nacionales e internacionales. De paso, reitera que las Farc no están cumpliendo con la tregua prometida, aunque se muestra optimista frente al proceso de paz.

¿Qué responde a quienes dicen que habrá impunidad por la ampliación del fuero militar?

Entiendo que existe alguna animadversión hacia las Fuerzas Militares y siente uno que contra el soldado hay una presunción inmediata de culpabilidad. Para algunos sectores de opinión, no todos, la presunción es de culpa y eso hace eco en la justicia, no en toda. Lo que pasa es que el fuero militar atenta contra intereses políticos y económicos de algunas organizaciones nacionales e internacionales. Pero le puedo garantizar que a pesar de esas críticas, hay sectores importantes del país que nos respaldan.

¿A qué organizaciones se refiere?

Sin comentarios.

¿Son injustas entonces las críticas? Porque hay hechos que son incontrovertibles y usted lo sabe bien…

No voy a negar la realidad, pero uno debe ser vencido en juicio. Es que se están aplicando los principios que rigen los derechos humanos sin tener en cuenta el derecho de la guerra, el derecho en la guerra. No estamos en tregua. Los derechos humanos se aplican, pero contra el soldado. Por ejemplo, que ataquen primero al soldado y que luego el soldado reaccione, ¿cómo va a reaccionar si seguramente ya está muerto o mal herido? Esa óptica no es la adecuada. La justicia penal militar debe tener juristas especializados en el conflicto y en las normas que rigen una guerra. Tienen que ser especialistas en eso e independientes del mando militar.

Pero los falsos positivos no hacen parte de la guerra…

Los llamados falsos positivos, que son homicidios en persona protegida, no van a pasar a la justicia penal militar. Esos casos se quedan en la Fiscalía. De ninguna manera buscamos que pasen a la justicia militar.

¿Puede decir que los errores del pasado no se van a repetir?

No se van a repetir. Vamos a estar vigilantes. Hay un compromiso de respeto a los derechos humanos y es así cómo se logra legitimidad, entre otras cosas, porque sentimos que la sociedad nos respalda.

¿Por qué tanto empeño en sacar adelante la reforma al fuero militar?

Porque es seguridad jurídica. No es un blindaje, no es una patente de corso y no genera impunidad, se lo aseguro. Quiero ser claro: no nos estamos llenando de privilegios. Es tan sólo una herramienta para ejercer el oficio de la guerra de una forma legítima.

Las Farc propusieron una tregua desde La Habana, dentro del proceso de paz. ¿Implica ello disminución de las acciones militares?

En esta coyuntura histórica en que estamos, en que el Estado lleva un proceso de paz, el papel que nos tocó a las Fuerzas Militares por mando expreso del señor presidente de la República, nuestro jefe supremo, es continuar blindando la seguridad y la defensa nacional del territorio y de todos los colombianos. Para tal efecto, se continúa la maniobra ofensiva a través de operaciones militares a lo largo y ancho del país contra todos los factores de perturbación, especialmente contra los grupos armados ilegales, sin ninguna distinción.

¿Las Farc están cumpliendo con la tregua?

La presunta tregua de las Farc ha resultado ser una de las estrategias de engaño en sus formas de lucha y ha sido una constante en su accionar delictivo. Hay evidencias claras sobre los ataques que se han presentado después del 19 de noviembre y ha habido ataques contra la población civil y contra la infraestructura. Estos no son inventos del ministro de Defensa, como dicen los cabecillas de las Farc.

¿Usted ve cerca el fin del conflicto?

No obstante ser este asunto no de la órbita militar, como colombiano demócrata podría decir que si las Farc cumplen con lo acordado por el Gobierno, ese proceso tiene que prosperar.