Registraduría se blinda para evitar suplantaciones en elecciones de 2014

El tráfico de votos y la inscripción de cédulas de personas muertas ya no serán tan fáciles con la automatización del proceso electoral.

La Registraduría Nacional del Estado Civil puso este miércoles en marcha un plan estratégico para blindarse con miras a las elecciones de 2014.

El registrador Carlos Ariel Sánchez Torres anunció que se utilizarán máquinas que se emplearán para la automatización del proceso de inscripción de cédulas.

La automatización del proceso electoral evita la suplantación de ciudadanos, el tráfico de votos y la inscripción de cédulas de personas muertas”, indicó.

Además, explicó cómo será el modelo automatizado de inscripción de cédulas, que incluye el cotejo dactilar de los ciudadanos a través de un lector de huellas y la confrontación de esta información con el código de barras encriptado de la cédula amarilla con hologramas. Este proceso podrá hacerse en todas las Registradurías del país y permitirá cotejar la huella de quien se inscribe con los datos que del ciudadano reposan en el Archivo Nacional de Identificación ANI.

Sánchez afirmó que “el modelo automatizado permite tener un censo actualizado día a día y eso impacta también la revisión de las firmas de candidatos que se inscriban por ese medio, para detectar las firmas de muertos que aparecen en las planillas de respaldo para la inscripción de candidatos y enviar oportunamente los casos correspondientes a la Fiscalía General”.

Señaló que tuvo que cancelarse el proyecto inicial de ubicar máquinas como la exhibida hoy en centros comerciales, parques y otros puntos de gran afluencia de gente para facilitar la inscripción de cédulas, porque se solicitaron $56.418 millones al Gobierno Nacional y sólo se asignaron $30.000 millones.

Por eso a partir del 9 de marzo, cuando inicia el proceso de inscripción de cédulas, se realizará un proceso semiautomatizado. Desde el 8 de abril se instalarán 1.300 máquinas en las Registradurías del país hasta el 9 de enero. Además, del 16 hasta el 22 de diciembre se ubicarán 2.600 máquinas adicionales en los puestos de votación.

Estas 3.900 máquinas podrán también aprovecharse para hacer identificación biométrica de votantes y jurados en distintos procesos electorales.

El Registrador Nacional destacó la importancia del proceso de inscripción de cédulas, señalando que más del 80% de la gente vota en puestos ubicados a menos de 500 metros de donde vive y más del 80% de los puestos del país ya cuenta con energía eléctrica.