"Somos más los colombianos en contra de reconocer familia a uniones homosexuales"

Así la senadora cristiana Claudia Wilches criticó la decisión de la Corte Constitucional de reconocer como familia a las parejas del mismo sexo.

En Colombia el debate por cuenta de la decisión de la Corte Constitucional de reconocer como familia a las parejas del mismo sexo, apunta a crecer con el paso de los días.

Me declaro en total desacuerdo con el pronunciamiento de la Corte Constitucional que reconoce como familia la unión entre parejas del mismo sexo, pero detrás de todo esto existe el debate del origen de la familia como tal, ya que desde el propio orden natural solo puede existir con la unión de un hombre y una mujer y es lo que precisamente se ha venido negando y queriendo atacar sin medir las consecuencias”, señaló la senadora Claudia Wilches del Partido de la U.

Fuera del debate de las libertades de cada persona se debería pensar en los verdaderos efectos de emprender en contra de la familia al querer establecer las pretensiones e ideales de un grupo sin antes pensar en el conjunto de la sociedad y en los origines inmutables de la misma, se está desconociendo la naturaleza de la unión de la pareja humana, perjudica y discrimina los derechos de las personas casadas y afecta a los nuevos habitantes que nacen de la pareja humana (hombre + mujer) y de los futuros ciudadanos que habrán de poblar esta nación”, precisó.

“Este pronunciamiento no es equiparable con el proceso de la Asamblea Nacional constituyente del año 1.991, que involucró la participación de toda la sociedad colombiana y que en la Gaceta 25 de 1991, se publicó lo referente a temas tan importantes de la familia a saber: 10. La Paternidad y la Maternidad constituyen valores sociales eminentes, 11. Las mujeres y los hombres tienen derechos a decidir sobre el número de hijos que están en condiciones de procrear, mantener y educar”, afirmó.

Así mismo, expresó “que fortalecer la familia es el deber y procurar su protección ha de ser una política de Estado sin mediación alguna, así como la defensa de los derechos de los niños y las niñas, considerados en el artículo 44 de la Constitución Política de Colombia, que legitiman el poder disfrutar de una familia constituida por un hombre y una mujer, por lo que el matrimonio es un elemento de conservación de la humanidad, el Código Civil protege los derechos de la filiación y los vínculos derivados de la fecundidad de la pareja humana y el derecho de los hijos y las hijas que reciben la protección legal derivada de las obligaciones de la paternidad y de la maternidad asumidas frente a la ley por los padres y mediante los vínculos con la estabilidad del contrato matrimonial”.

En este sentido también indicó que “si se trata de legislar “de manera sistemática y organizada, sobre los derechos de las parejas del mismo sexo con la finalidad de eliminar el déficit de protección que afecta a las mencionadas parejas, se deberá evaluar la clase de protección que puede corresponder al Estado y proponer de ser el caso la regulación correspondiente”, puntualizó.