Polo teme que marcha a favor de la paz se confunda con apoyo a la reelección

Ese partido no se unirá a la marcha por la paz el próximo 9 de abril argumentando que es "inconveniente para la oposición democrática".

El Polo Democrático Alternativo no oculta sus temores sobre la posibilidad de que un respaldo a la marcha a favor de la posibilidad de paz en Colombia se confunda con un apoyo a la reelección del presidente Juan Manuel Santos.

Aunque el PDA apoya todas iniciativas de paz promovidas por los activistas de la paz en Colombia consideran que debe quedar claro “que no se confunda apoyo a la paz con el respaldo a reelección del presidente Santos”.

Nos preocupa que con una campaña de reelección en curso, el presidente Juan Manuel Santos oculte con las consignas de paz el real sentido de las políticas económicas, sociales y de seguridad ciudadana que viene implementando desde que fue ministro de Comercio Exterior en el gobierno de César Gaviria, ministro de Hacienda de Andrés Pastrana y ministro de Defensa de Álvaro Uribe”, insistió Clara López, candidata presidencial y presidenta del Polo.

Y continuó: “En las circunstancias actuales consideramos inconveniente para la oposición democrática, aparecer junto al presidente Santos en su despropósito de aprovechar los anhelos de paz de los colombianos para apuntalar su reelección”.

Sin embargo, deja claro que el Polo apoya “con decisión” la salida negociada al conflicto armado y saluda todas las acciones encaminadas a la consecución de la paz.

“Reitero el llamado al Gobierno y las Farc para que no se levanten de la mesa sin llegar a acuerdos y pide igual tratamiento para el ELN. Nuestro compromiso es con la paz y con el cambio económico y social, creemos que el continuismo ha hecho crisis y merece ser reemplazado por una alternativa democrática y profundamente nacional”, señaló.

Vale la pena recordar que el próximo 9 de abril se realizará una marcha a favor de la paz, , promovida por organizaciones sociales y políticas, personalidades y ciudadanos de distintos partidos, la alcaldía de Bogotá y el Gobierno Nacional.