Roy Barreras aclara que no respalda matrimonio ni adopción por parte de homosexuales

El presidente del Senado señaló que sólo apoyará un proyecto de ley que establezca la "unión civil" y el respeto por los derechos civiles de la comunidad LGBTI.

El presidente del Senado, Roy Barreras Montealegre, hizo en las últimas horas varias precisiones sobre su postura alrededor del proyecto de matrimonio igualitario.

En medio de la polémica por el 'Pacto Cristiano' que suscribió con una comunidad religiosa, el senador anticipó cómo será su apoyo y respaldo por los derechos de los homosexuales.

Barreras dejó claro que no apoyará ninguna figura jurídica que se parezca al matrimonio para las uniones LGBTI.

"Opino igual que la mayoría de los colombianos, sí a la unión civil y al respeto por los derechos civiles de la comunidad LGBTI pero no al matrimonio y adopción de niños, siempre he opinado igual", recalcó.

Comunicado de Roy Barreras

1. Los ataques del senador Amando Benedetti se deben a una disputa por espacios de poder al interior del partido, disputa que no tienen ninguna importancia para los colombianos. Aunque podría responder al ataque con toda contundencia, dada la historia política y personal del agresor, no voy a rebajarme a contestar agresiones personales. Centraremos el debate en los temas que le sirven a Colombia.

2. Frente al acuerdo con las comunidades Cristianas. Opino igual que la mayoría de los colombianos, sí a la unión civil y al respeto por los derechos civiles de la comunidad LGBTI pero no al matrimonio y adopción de niños, siempre he opinado igual. Ojalá todas las personas pudieran poner por escrito de manera transparente y abierta como nosotros hemos hecho, una declaración de principios y valores, que es la misma opinión que defenderemos públicamente en el debate. Mientras nosotros nos reuníamos públicamente con comunidades cristianas para hablar de la familia otros se reunían de manera clandestina con paramilitares. “Es mejor hacer pactos con Dios que con el diablo” No hay por supuesto en nuestra conducta nada reprochable, ni por supuesto nada ilegal, como han pretendido mostrarlo algunos difamadores. Nada distinto hemos hecho que lo que miles de colombianos católicos, evangélicos y laicos que se congregan los fines de semana para reflexionar abiertamente sobre temas tan difíciles como la eutanasia, aborto y el matrimonio homosexual.

3. Como quisieran algunos competidores en la arena política que fuese cierto que nosotros hubiésemos perdido liderazgo y confianza en un buen gobierno que busca llevar a Colombia hacia la paz. Seguimos de la mano del presidente Santos avanzando y construyendo ese mejor futuro del que tantas veces hemos hablado personalmente.

Animo, fuerza perseverancia. El triunfo será nuestro. Será el triunfo de la paz.