Gobierno pide analizar "consecuencias jurídicas" del matrimonio igualitario

El ministro Fernando Carrillo rechazó fijar una postura definitiva frente al tema, llamó a que el país no se divida sobre el tema y dijo que no debe haber "maniqueos".

El Gobierno Nacional aún no fija una posición definitiva sobre el proyecto que busca establecer la figura de matrimonio para las parejas de homosexuales del país.

Ante la exigencia del senador Armando Benedetti Villaneda por una posición del gobierno Santos sobre el tema, el ministro del Interior, Fernando Carrillo Flórez, dijo que “aquí hay un entorno de carácter político pero también hay una gran cantidad de consecuencias jurídicas”.

Por eso, llamó a que el Congreso oiga al “mundo de los juristas” sobre las implicaciones que tiene el proyecto como se está planteando.

Se debe analizar si esto se puede hacer por ley, se puede hacer por reforma constitucional y cuál es el mejor camino para la protección y garantía de los derechos de los homosexuales”, sostuvo Carrillo.

Para el Gobierno la discusión “apenas está comenzando” y este es un debate que no debe dividir al país pues es lo fundamental.

“Ojalá la conclusión sea algo que no divida al país y que garantice los derechos de las minorías”, enfatizó el ministro.

Gobierno siente "maniqueos"

Sin embargo, el ministro fue criticó porque aunque se espera no dividir al país, en los actuales términos es muy difícil decidir sobre el tema.

“El debate se ha planteado en términos de maniqueos como si no hubiera sino dos opciones –matrimonio igualitario o unión solemne–, vamos a ver si hay más opciones pero tenemos que oír a los juristas”, insistió.