“Lo del Blackberry fue de buena fe y mamando gallo”: Arias

El ex ministro Andrés Felipe Arias aseguró que nunca intentó coaccionar el voto de ningún congresista.

Andrés Felipe Arias, el ex ministro del Gobierno del Presidente Álvaro Uribe que se encontraba en la plenaria de la Cámara en la discusión del referendo, y que habló de "estrategias bajas" para conseguir votos del referendo según la fotografía del blackberry publicada en El Espectador, se defendío y negó que intentará coaccionar el voto de los legisladores.

"Nos cogen una comunicación en el blackberry; en un momento de jocosidad y chiste, si a esto no le metemos humor va a ser muy difícil -lo hicimos con toda la buena fe- con todos los que estábamos ahí mamando gallo", manifestó en diálogo con Elespectador.com.

"Yo no le daría más trascendencia a una mamadera de gallo en un momento de tensión. Los colombianos tenemos esa capacidad que en el momento de mayor tensión echamos un chiste", continuó.

Tras esto, Arias anunció que va seguir buscando el apoyo para el referendo "pero ya sin chistes".

"Yo voy a seguir buscando el apoyo para el referendo pero ya sin chistes porque que peligro que me vayan a coger una conversación distorsionada y que vayan a pensar cualquier cosa", manifestó.

Cuando respondió sobre "el caer en estrategias bajas por Uribe", el ex ministro señaló que "empezaron a decirnos es que tiene que convencer a la Representante (Liliana Rendón); unos le decían no se deje convencer de él y otros me decían usted lo va a tener que hacer, y yo le decía a ella me tocó el trabajo más duro porque usted es la más vertical en contra del referendo".

"Ya me va a tocar caer muy bajo en medio del chiste y la chanza; y afortunadamente es un chiste y quedó resuelto; y prueba de ello es que la Representante es de una verticalidad tan grande que no nos va a acompañar", recalcó.

Al señalar la frase del "poner cachos con la mona (Liliana Rendón)" y los posibles que le causó en la casa, él afirmó que no tuvo "porque inclusive mi esposa hizo parte del chiste al llamarme y decirme que usted es capaz de hacer eso por Uribe, y nos reímos ya todos, y la representante veía que chateábamos con un uno y con el otro, y que todo era parte de la jocosidad producto de la tensión".

Temas relacionados