Avanza proyecto que sanciona inasistencia al Congreso, pero podría archivarse

Quedan pendientes dos debates en la Cámara de Representantes a un mes de que finalice la presente legislatura. El proyecto podría ser presentado nuevamente.

Archivo

La Plenaria del Senado aprobó este miércoles, por mayoría (60 por el sí, uno por el no), el proyecto de ley 66 de 2015 que busca establecer mecanismos para garantizar la asistencia de los congresistas a las sesiones tanto en Senado como en Cámara.

El proyecto pudo ser aprobado este miércoles luego de que, por falta de quórum, se tuviera que posponer su votación en la plenaria del martes. De esta manera, la iniciativa iniciará su trámite en la Cámara de Representantes. (Lea: Por ausencia de senadores no se votó proyecto que sanciona ausentismo en Congreso)

Sin embargo, a pesar de que el proyecto cursó con éxito su proceso en el Senado, la posibilidad de que sea archivado es muy alta, pues, falta un mes para que termine la legislatura y deberá ser debatido y aprobado en la cámara baja.

“Después de dos años de haberlo presentado, se logró la aprobación en segundo debate. Queda un reto difícil y es que se apruebe el resto en los dos debates que faltan, de lo contrario se va a archivar”, explicó el senador Alfredo Ramos, autor de la iniciativa.

No obstante, aseguró que, si es necesario, se presentaría de nuevo en la próxima legislatura con mucha más rigurosidad en las sanciones y en la flexibilidad.

Además de la asistencia de los congresistas, el proyecto también contempla sanciones económicas a funcionarios del gobierno, ministros o directores de departamentos que no asistan a los debates de control político y propone que los viajes que realicen los congresistas no sean una licencia remunerada.

Aclaró que se incluyó un parágrafo para que la oposición pueda abandonar el recinto, cuando lo considere necesario. “Que sea un derecho de la oposición salirse de la sesión sin ser sancionada. Es un derecho de la oposición no hacerles quórum a los gobiernos de turno cuando ni sus propios congresistas asisten a las sesiones”, señaló Ramos.