Publicidad
Política 12 Feb 2013 - 11:04 pm

La “uribización” de la política

Buscando las cabezas de lista al Senado

El rumor de que el expresidente Álvaro Uribe liderará el Centro Democrático tiene alborotado a todo el mundo. Partidos buscan “pesos pesados” para pelear en las urnas.

Por: Redacción Política
  • 176Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/politica/buscando-cabezas-de-lista-al-senado-articulo-404502
    http://tinyurl.com/kmxz8ee
  • 0
La campaña electoral al Congreso 2014 se adelantó y los partidos de la Unidad Nacional apuntan a cerrarle el paso al Centro Democrático. / Archivo - El Espectador

Que la campaña electoral al Congreso de 2014 ya arrancó, de eso nadie tiene duda. El anuncio del Centro Democrático, que lidera el expresidente Álvaro Uribe, de convertirse en un movimiento político con miras a las elecciones presidenciales y legislativas del próximo año, ha hecho que los actuales partidos tengan que acelerar el paso y comenzar a barajar desde ya la posible conformación de sus listas al Senado, con la imperiosa necesidad de incluir en ellas a “pesos pesados” que garanticen un buen resultado y, sobre todo, tengan capacidad y prestigio político para hacerle contrapeso a la anunciada lista del uribismo “purasangre”.

El meollo del asunto es que aún no se conoce si el mismo Uribe encabezará la lista del Centro Democrático. Y todos saben que el escenario será uno si el exmandatario decide ir a la lucha electoral, y otro si opta por hacerse a un lado y acompañar a sus candidatos desde la barrera. “Es un dinamismo distinto”, reconoció el exvicepresidente Francisco Santos en reciente entrevista con El Espectador, en la que además vaticinó que con Uribe como cabeza de lista podrían llegar a tener 25 o más senadores, mientras que sin él, entre 5 y 10. La ventaja es que el exjefe de Estado tiene el tiempo a su favor para tomar una decisión y definir su estrategia, mientras que sus urgidos rivales hacen cábalas en medio de la incertidumbre.

Por eso, los rumores pululan en los mentideros políticos y se lanzan nombres a ver qué pasa, algunos con fundamento, otros, como se dice en la calle, “para ver si cuelan”, es decir, para ver qué tanta acogida tienen. Pasó con el expresidente César Gaviria, a quien algunos le han hablado al oído tratando de convencerlo de que acepte ser la cabeza de la lista al Senado por el Partido Liberal. Hay quienes dirán, con acierto, que es alguien ya alejado de las lides políticas, y sus contradictores no tardaron en recordar supuestos errores de su pasado —mencionando catedrales, apagones y aperturas económicas—, pero nadie puede desconocer que el exmandatario fue uno de los pocos que se le plantaron a Uribe cuando buscaba su segunda reelección y que mantuvo vigente al liberalismo, por ese entonces condenado al ostracismo.

El lío para el Partido Liberal es que figuras como Juan Fernando Cristo y el mismo Simón Gaviria han dicho que no quieren volver al Congreso. Claro, quedan otras como Juan Manuel Galán o David Luna, pero de todas maneras el panorama se hace complejo, y así lo reconoce el senador Guillermo García Realpe: “Nosotros tenemos con qué y vamos a crecer en las próximas elecciones porque el trabajo legislativo del Partido Liberal se ha visto. Pero sí resulta necesario contar con una lista abierta con importantes dirigentes que la impulsen. Ya no es un secreto que se ha hablado de dos opciones: César Gaviria, que es muy complicado, y Horacio Serpa, que tiene toda la intención y a quien consideramos una buena carta, porque sería un factor de unión. Hay mucha gente que se hizo a un lado hace algunos años y que quiere regresar, y con Serpa la puerta está abierta”, expresó.

Por los lados del Partido de la U, que recientemente se declaró cien por ciento santista, también la están pensando. Nombres como los de Roy Barreras, Efraín Torrado, Juan Lozano y Dilian Francisca Toro —todos con un gran caudal electoral— no vuelven a aspirar, y el reto de haber sido antes el partido de Uribe es enorme. De allí que el lunes pasado, el senador José David Name se haya atrevido a postular a Juan Carlos Pinzón, el actual ministro de Defensa, para que lidere la colectividad de cara a los comicios de Senado. “Estamos ante una hoja de vida brillante, meritoria y lista al escrutinio público para que se compruebe una carrera llena de logros y satisfacciones en beneficio del país, el sector público y la empresa privada. Estoy seguro de que el doctor Pinzón aceptará el desafío de la política y dejará el Ministerio de Defensa para encabezar nuestra lista al Senado. Si así decide aceptarlo, Colombia ganará un extraordinario senador”, enfatizó Name.

Hablando de ministros, en el juego de las probabilidades es preponderante el nombre de Germán Vargas Lleras. Aunque muchos lo ubican como cabeza de lista de Cambio Radical, El Espectador conoció que su decisión, por ahora, es que su etapa como congresista ya pasó y que no se postulará. Ahora, todas las miradas están puestas en Álex Char, el “delfín” barranquillero, actual consejero presidencial para las regiones. “Sería un gran candidato y públicamente le he pedido que lo haga. Fue el mejor alcalde del país, en las encuestas está por encima del 95% de favorabilidad y es de una región de gran importancia en materia electoral. Pero si no es él, puede ser Carlos Fernando Galán (hoy secretario de Transparencia del Gobierno), que tuvo una actuación muy destacada en las elecciones a la Alcaldía, la gente lo conoce y sabe de su transparencia y capacidad”, explicó el representante Germán Varón.

La urgencia de tomar decisiones en Cambio Radical está en que hay un sector que quiere que el partido se disuelva para irse al liberalismo. Futuro que parece ser el del Partido de Integración Nacional (PIN), así sus directivos digan que son especulaciones de quienes quieren sacarlos del espectro político. Otros que están deshojando la margarita son los verdes, donde algunos claman el regreso de Antanas Mockus, mientras que en el Polo Democrático, además de Jorge Robledo —que parece tener asegurado ya el primer puesto en la lista al Senado—, se ha hablado también de la posibilidad del regreso de Carlos Gaviria Díaz, una figura de prestigio y arrastre de votos.

En cuanto a los conservadores y el movimiento MIRA, quizás son los que menos preocupaciones tienen. Los primeros confían en esa disciplina de partido que siempre les ha dado tan buenos réditos políticos en las urnas. Su prioridad, seguramente, será conciliar voces como la de José Darío Salazar, quien acaba de proponer una consulta para definir si hacen alianza con el Centro Democrático de Uribe. Una idea nada descabellada a la hora de ver dos de los nombres que suenan allí para la lista a Senado: Luis Alfredo Ramos y Fabio Valencia Cossio, dos dirigentes de la más pura estirpe conservadora. A su vez, el MIRA, con su base cristiana, debe estar pensando en alcanzar el umbral. Sea como sea, todo indica que la política colombiana se “uribizó”, y aunque algunos, como el presidente del Congreso, Roy Barreras, crean que es muy prematuro hacer movimientos sólo por la coyuntura, hay quienes piensan que es mejor madrugar, porque soldado avisado...

  • 77
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Tambalea justicia en Ecuador, informe advierte sobre consecuencias negativas en la región
  • Neymar paralizó Tokio con su visita
  • Expertos internacionales llegan al lugar del siniestro del avión malasio

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • Este jueves habrá jornada de reclutamiento en todo el país
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio