Campaña de Santos 2010 niega haber recibido dineros de grupos españoles

Santiago Rojas dijo que durante la contienda presidencial no se recibió un solo peso por parte de las compañías Canal Isabel II y Triple A. En la otra orilla, el diaro El Mundo de España aseguró que funcionarios de estas empresas realizaron desvió de dineros.

Archivo.

Mediante un comunicado Santiago Rojas, gerente de la Campaña Presidencial de Juan Manuel Santos en 2010 y actual director de la Dian, aseguró que las compañías Canal Isabel II y Triple A no realizaron ninguna donación para financiar el proceso electoral. Según Rojas, para esta candidatura no se recibió fondos de procedencia irregular. (Además: ¿Qué es el caso Odebrecht?: claves para entender el millonario escándalo de corrupción)

Estas aclaraciones surgieron luego de que el diario El Mundo de España, en su edición del 16 de junio, publicara una información en la que aseguró que “directivos del Canal de Isabel II en Latinoamérica financiaron campañas de políticos colombianos, entre los que se encuentra el actual presidente del país, Juan Manuel Santos. De acuerdo con el diario extranjero, al menos tres altos cargos de Triple A, la filial estrella en Colombia de la empresa pública madrileña, pagaron en el año 2010 un total de $75 millones para la campaña presidencial”.

Las explicaciones de Rojas

El exgerente explicó también que las supuestas donaciones no las realizaron las empresas mencionadas anteriormente, sino que Ignacio González, expresidente regional del grupo empresarial español Inassa, Edmundo Rodríguez, expresidente del Canal en Latinoamérica y Ildefonso de Miguel, exgerente de esta misma empresa, aportaron cada uno $25 millones. “Cifra inferior a los $200 millones de pesos que era el límite autorizado por la ley para cada donación individual la cual fue reportada al Consejo Nacional Electoral y se recibieron con el cumplimiento de los requisitos legales", aseguró el director de la Dian.

De acuerdo con la denuncia del medio de comunicación español, "González desvió fondos de dos empresas públicas, una de gestión de agua (Canal Isabel II) y la otra de servicios informáticos”. Así mismo, advirtió el diario, los pagos destinados a la campaña de Santos se hicieron de manera fraccionada y por medio de la firma de contratos ficticios “triple A pagó alrededor de 150 millones de pesos, pero se dividieron entre varias personas para que se realizaran donaciones más pequeñas y a nivel individual que no llamaran la atención”. 

Actualmente, el Consejo Nacional Electoral (CNE) investiga el financiamiento de Obredecht  a través del pago de 400.000 dólares a la sociedad Impressa Group Corp por concepto de dos millones de afiches que se usaron en la campaña de Santos.