RAFAEL CORREA OFRECIÓ UN DESAYUNO A LAS DELEGACIONES

Colombia necesita resultados concretos con el Eln: Juan Camilo Restrepo

Hoy arranca el segundo ciclo de conversaciones con la guerrilla del que se espera lograr acuerdos en torno al desescalamiento del conflicto. Quito (Ecuador) recibe a las delegaciones de paz, tanto del Gobierno como de los insurgentes.

Instalación del segundo ciclo de conversaciones de paz con el Eln, en Quito. (Ecuador)Gobierno

Con un ataque en Arauca contra la sede de la Décima Octava Brigada del Ejército –atribuido por las Fuerzas Armadas al Eln- arranca el segundo ciclo de conversaciones de paz entre el Gobierno y esa guerrilla. Quito (Ecuador), recibió este martes a ambas delegaciones que se preparan para concluir una nueva ronda con acuerdos en torno al desescalamiento del conflicto.

“El pueblo los recibe con los brazos abiertos”, señaló el presidente del país vecino, Rafael Correa, en el desayuno que ofreció su Gobierno en el Palacio de Carondelet a ambas partes, lideradas por el exministro, Juan Camilo Restrepo, delegado del presidente Juan Manuel Santos; y por el lado de la guerrilla, Pablo Beltrán.

“Colombia requiere que esta mesa de conversaciones arroje resultados concretos, y muestre un horizonte de futuro. Estamos convencidos de que la participación de la sociedad es fundamental para construir ese camino”, dijo Restrepo, minutos antes de instalarse en Ecuador para continuar con esta segunda fase de la que las víctimas del Eln esperan escuchar que el grupo armado renuncia al secuestro.

“Esperamos con mucha ilusión que esos diálogos lleguen a un buen fin los más pronto posible, como ya sucedió con las Farc”, añadió Correa en el encuentro previo, del que hicieron parte, entre otros, el senador del Polo, Iván Cepeda, y los representantes de los países garantes de estas conversaciones de paz: Noruega, Brasil, Cuba, Chile, y Venezuela.

En su discurso, el negociador del Gobierno resaltó que ha sostenido diferentes encuentros con las comunidades, con la sociedad civil, con víctimas del Eln y hasta con jerarcas de la Iglesia Católica quienes, según palabras de Restrepo, le recomendaron persistir en la convicción de que la salida política es el mejor camino para acabar con el conflicto armado. “La pas de Colombia es una sola”, recordó Restrepo, al advertir que si el Eln no se suma a la voluntad de paz que tuvieron las Farc, en el país no habrá paz completa. 

A su turno, el presidente Correa afirmó de su homólogo, Juan Manuel Santos, que “este paso tan valiente que ha dado el presidente Santos es la mejor noticia en las últimas décadas para nuestra América”, y añadó que “a veces se necesita más valentía para la paz que para la guerra”.

Respecto de los logros para este nuevo ciclo de conversaciones está incluido, indudablemente, el respeto por el Derecho Internacional Humanitario, al que según la propia guerrilla decidió acogerse para avanzar en los diálogos de paz. Eso incluye la renuncia explícita al secuestro y no como lo ha advertido esa guerrilla, continuar en lo que consideran sus miembros, es un derecho para financiar sus actividades de guerra.